Importante Aclaración Sobre la Electricidad

Para evitar posible confusionismo o errores de interpretación sobre la reiterativa frecuencia que se hace en lo concerniente a las cargas positivas (+) y negativas (-), hemos de aclarar lo siguiente.
Siempre que hacemos referencia a la electricidad positiva, queremos manifestar con ello que los electrones son escasos, imperando por tanto los cationes. Por su poca cantidad, los electrones son incapaces de poder alcanzar los 15eV (electrovoltios). A partir de esta intensidad eléctrica, pueden producirse las radiaciones ionizantes, que son precisamente las causantes de la radiolisis, radicales libres, intenso calor, etcétera. Todos estos efectos producidos por dichas radiaciones, son los que producen la ruptura de las cadenas de ADN, especialmente los radicales libres.

Cuanto mayor es la intensidad de la corriente eléctrica (cargas negativas y positivas), la mitosis celular maligna se realiza con mayor rapidez (Sodi Pallarés). Este autor fue propuesto para Premio Nobel.
Los autores Dr. Dale Dubin (“Electrocardiología Práctica”) y Dra. Linda S. Constanzo (“Fisiología”) hacen una detallada referencia sobre la actividad de las cargas eléctricas positivas en las células cardíacas.
El Profesor Ortuño Ortín, M. (“Física para biología, medicina, veterinaria y farmacia”, página 331) dice lo siguiente: “Las partículas con carga positiva tienden hacia las regiones de menor potencial eléctrico” (casos: corazón, diafragma, yeyuno e íleon y ciego), “mientras que las que poseen carga negativa tienden hacia las regiones de mayor potencial eléctrico”.

Para su mayor comprensión, vamos a poner como ejemplo al enfermo parapléjico. En caso de paraplejía, al no existir prácticamente la energía eléctrica (por no fluir por los nervios la cantidad necesaria de electrones), desaparecen la energía mecánica y la energía química.

Hasta hoy, en el mundo, aún no se ha conocido ni se conocerá ni un solo caso clínico de paraplejía en el que aparezca una simple hiperqueratosis (callosidad). En este caso, es imposible que pueda producirse la excitación de las células gliales encargadas de secretar la queratina: no hay electrones ni la intensidad eléctrica suficiente para poder provocar la excitación celular.
Si esto ocurre con una simple callosidad (hiperqueratosis), mayores son las dificultades que se presentan para que se pueda producir un tumor en las extremidades del parapléjico, por la sencilla razón de que para que se produzca la malignidad celular se precisa la acción de una intensa corriente eléctrica.

Y, curiosamente, hemos presenciado varios casos clínicos de hemipléjicos con recuperación funcional de su extremidad, y volver a aparecer las mismas hiperqueratosis que padecían antes de presentarse dicha parálisis. Al desaparecer la causa (la electricidad), desapareció el efecto (callosidades); y por el contrario, al reaparecer la causa (corriente eléctrica) aparecieron los mismos efectos (hiperqueratosis). Luego, según la Metafísica, la prueba es contundente, irrefutable, al quedar demostrada la relación causa-efecto.

Por lo tanto, para que se pueda producir cualquier tipo de cáncer, es necesario que se produzca la excitación celular, porque sin la excitación no hay conducción nerviosa (eléctrica), y sin electricidad no pueden producirse acciones químicas.

Finalmente, como una prueba más, expondremos cómo se produce el cáncer cardíaco. En las figuras 13 y 15 vemos cómo el nervio vago (nervio parasimpático) va desde el bulbo raquídeo a la arteria aorta donde se forman tres plexos: el plexo retroaórtico, preaórtico y subaórtico. De este último plexo parten unos finos nervios que durante su trayecto presentan células ganglionares que le proporcionan energía conductora. Estos nervios se dirigen al nodo sinusal que está en la cara posterior de la aurícula derecha, que es donde se produce el disparo eléctrico. Esta electricidad lleva muy pocos electrones.
Así pues, el sarcoma primitivo del corazón es difícil que se produzca, salvo patología; y, de hecho, se produce. Pero la malignidad celular en los ventrículos no es posible que se produzca; no conocemos ningún caso clínico. La causa estriba en que la proyección tumoral se efectúa por vía intersticial (connitiva), la vía más lenta de propagación metastásica, por lo que el enfermo fallece antes de llegar la metástasis al ventrículo y al diafragma.

De aquí que el cáncer cardíaco se produzca mayormente por vía metastásica y a través del parasimpático.

Esperamos con muy especial interés y atención, se nos comunique los posibles errores que hayamos cometido. Esta es la verdadera investigación.

Gracias.

¿Eres investigador?

¿Eres investigador científico de clínica o de laboratorio y estás interesado en investigar la etiopatogenia del Cáncer y Alzehimer?

He leído y acepto la "política de privacidad"


Trabajos publicados en portalesmedicos.com obteniendo sus correspondientes diplomas validos para consurso oposición