EL VERDADERO ORIGEN DE TODOS LOS TUMORES

EL VERDADERO ORIGEN DE TODOS LOS TUMORES

Descarge el libro de forma totalmente gratuíta

Descargar

Nuevas y originales aportaciones

Resumen


En este delicadísimo trabajo de investigación científica de clínica, demuestro por qué se produce el cáncer y también cómo se realiza su formación y proyección. La neuroanatomía, neurofisiología, la neuropatología y las epidemiologías constituyen los esenciales pilares en los que se fundamenta el presente estudio.
Las patologías del sistema nervioso central, (S.N.C.) la del sistema nervioso parasimpático (S.N.P.), y las patologías eléctricas que se producen en las vías sanguíneas y linfáticas, todas ellas, tienen una misma iniciación; la hiperexcitabilidad celular.
Toda célula que no recibe las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-), nunca podrá padecer de cáncer, como así es el caso del hematíe, por ejemplo. El glóbulo rojo adulto (hematíe), por ser electronegativo y carecer de núcleo, nunca podrá formarse el cáncer, y si en cambio, se puede producir el cáncer (enfermedad de D`Guglielmo) en el glóbulo rojo joven, que es cuando suele aparecer, aunque muy raramente, un núcleo y varios nucleolos, coincidentes con la patológica formación de las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-). Sobre este importante caso clínico expongo más adelante de este trabajo, una mayor ampliación.
También describo aquí los casos en que, células de determinados organismos, es imposible que se transformen en células malignas, y como los nervios correspondientes al sistema simpático no son excitantes, sólo tienen una función reguladora de las actividades de las células que inervan, hace difícil que pueda producirse un proceso oncológico. Al contrario del parasimpático, las neuronas posganglionare del simpático, que, por no ir asociado al neurotransmisor químico, la acetilcolina (ACh)17 ( que es excitante)17, tienen una acción moduladora17; su neurotransmisor químico es la noradrenalina17, que es vasomotor17.
Con estas sencillas pinceladas, que he creído oportuno anticipar como simples ejemplos, doy por concluido este breve resumen. Aquí, a continuación, expongo con la suficiente amplitud y sencillez, múltiples y muy complejos temas, en los que demuestro, con sus correspondientes pruebas tanto de clínica como de laboratorio, "por qué y cómo se desarrolla todo tipo de cáncer y su curación".


Palabras Claves: Hiperexcitación celular, alto voltaje celular, hipertensión electroiónica, radiaciones ionizantes, radiolisis, Cáncer.

Summary

In this delicate work of scientific research clinic, demonstrate why cancer occurs in any cell type in the human body, and also how their formation and projection is performed. Neuroanatomy, neurophysiology, neuropathology and the epidemiology constitute the essential pillars on which this study is based.
Pathologies of the central nervous system (CNS) of the parasympathetic nervous system (PNS), and electrical conditions that occur in the blood and lymph vessels, they all have the same initiation; cellular hyperexcitability.
Every cell that does not receive the two electrical charges, positive ( + ) and negative (- ), can never get cancer , as well in the case of RBC, for example. The adult red blood cell (RBC), being only electronegative and lack a nucleus, can never be formed cancer, and if instead, you can produce cancer (disease D`Guglielmo) in young red blood cell, when usually although rarely, appear a nucleus and several nucleoli, coinciding with the pathological formation of the two electrical charges, positive ( + ) and negative (- ). On this important clinical case I explain at the end of this study , further expansion .
I describe here also cases where the cells of target organisms having only positive electric charges (+) normally is impossible to transform into malignant cells, such as the following organs; ventricles of the heart, diaphragm, spleen and trachea, which also enjoy the sympathetic innervation . But, as for the sympathetic nerve system are not exciting, only have a regulatory function of the activities of the innervating cells, making it difficult to process a cancer can occur. Unlike the parasympathetic, sympathetic neurons of the posganglionare that, and go not associated with the chemical neurotransmitter, acetylcholine (ACh)17 (which is exciting)17, have a moduladora17 action; its chemical neurotransmitter is noradrenalina17, which favors such actividad17 .
With these simple brushstrokes, I thought it appropriate to anticipate such simple examples, I close this brief summary. Here, then, I discuss with sufficient breadth and simplicity, multiple and complex issues, which I demonstrate, with corresponding evidence of both clinical and laboratory, "why and how all types of cancer and its cure is developed ".


Keywords : Cell Hyperarousal , high cell voltage, electroiónica hypertension, ionizing radiation , radiolysis , Cancer .


Introducción


Considero imprescindible dar a conocer los principios en los que me he fundamentado para poder demostrar cual es el verdadero origen de todos los tipos de cáncer. Siempre he mantenido el firme criterio de que, "no concibo que un determinado tipo de cáncer tenga un inicio distinto al de los demás tumores".
En la totalidad de las células, ya sean células nerviosas, musculares, óseas, glandulares, sanguíneas o linfáticas, todos los elementos desencadenantes, tanto de origen interno como externo pueden producir, inicialmente, un aumento de voltaje. De persistir de forma prolongada la hiperexcitabilidad celular, inevitablemente se produce una mayor intensidad de la corriente electroiónica. Nuestra propia corriente eléctrica se inicia siempre por el movimiento de los iones en sus correspondientes canales; el movimiento iónico es precisamente el que produce nuestra propia electricidad3.
A la patología eléctrica, por ser el factor principal, le dedico en este estudio de investigación clínica, una especial atención. Como en todos mis trabajos, procuro siempre ser lo más escueto y conciso posible; aquí lo voy a resumir basándome sólo en cuatro puntos, que son; 1º Todo factor o elemento desencadenante, ya sea de origen interno o externo puede producir inicialmente, una hiperexcitabilidad celular: 2º De persistir la hiperexcitación, puede producirse un aumento de voltaje en la célula, que normalmente es de -65 milivoltios: 3º El aumento de voltaje, cuanto mayor sea, mayor será la intensidad eléctrica: 4º Cuando persiste la alta tensión de la corriente electroiónica, puede producirse a partir de los 12 a 15 eV (electronvoltios) las peligrosas radiaciones ionizantes, radiolisis y mayores energías calóricas y químicas.
Con esta peligrosa actividad electroiónica se puede provocar la ruptura de la estructura celular y de las propiedades fisiológicas y químicas de cualquier tipo de célula, puesto que, "todos los tejidos tienen idéntica estructura y similares propiedades fisiológicas y químicas", según el sabio español, el Profesor, Doctor Santiago Ramón y Cajal.
Con esta breve introducción, doy paso al estudio de la causa por la que se producen todos lo procesos tumorales aquí reflejados. Este estudio lo inicio exponiendo un "cuadro sinóptico oncológico", para así facilitar, más aún, su comprensión sobre el porqué no aparecen los tumores o muy raramente en determinadas partes de nuestro organismo.


Introduction


I consider essential to present the principles on which I founded to demonstrate what the real origin of all cancers. I have always maintained the strong view that, "I do not conceive that a certain type of cancer has a different from other tumors origin".
In all cells, whether nerve, muscle, bone, glandular, blood or lymph cells, all triggers, both internal and external may produce initially an increase in voltage. Persist for long periods of cellular hyperexcitability inevitably greater electroionica current intensity occurs. Our own electric current is always initiated by the movement of ions in their corresponding channels; ion movement is precisely that produces our own electricity3.
To power pathology, being the main factor, I dedicate this clinical research study, special attention. As in all my work, I always try to be as brief and concise as possible; Here I will summarize based on only four points, which are; 1º Any factor or trigger element, either internal or external sources may initially produce a cellular hyperexcitability: 2º hyperarousal persist, an increase in the cell voltage, which is usually -65 millivolts may occur: 3º Increasing voltage, the higher, the greater the electrical current: 4º When high voltage power electroiónica persists, can be produced from the 12-15 eV (electron volts) dangerous ionizing radiation, radiolysis and higher calorie and chemical energy.
With this dangerous electroionica activity can cause the breakdown of cell structure and physiological and chemical properties of any type of cell properties, since "all tissues have the same structure and similar physiological and chemical properties," the Spanish sage, Professor, Doctor Santiago Ramón y Cajal.
With this brief introduction, I step to the study of the cause for which all the processes occurring tumor reflected here. This study is beginning exposing a "cancer overview ", to facilitate, further understanding about why tumors or very rarely do not appear in certain parts of our body.


Cuadro Sinóptico Oncológico


Órganos en los que el Cáncer no se produce o aparece muy raramente. ¿Por qué?. Veamos su Inervación.

CORAZÓN AURÍCULAS
Finos nervios que tienen su origen en el plexo subaórtico y terminan en la parte posterior de la aurícula derecha10.
VENTRÍCULOS
Son inervados exteriormente por finos nervios amielínicos procedentes de los plexos de la arteria pericardiofrénica10; su débil electricidad va de dentro hacia fuera. (Fig.2- pág.46).

DIAFRAGMA Recibe exteriormente la electricidad procedente de los plexos de la arteria pericardiofrénica10. Igual que los ventrículos. (Fig.3-pág. 46).

BAZO Inervación del simpático y de los finos nervios amielínicos que tienen su origen en los plexos de la arteria esplénica10.

TRÁQUEA Inervación de las ramas del plexo pulmonar, del simpático y de ramas de los nervios recurrentes10 que sólo se insinúan por la superficie del músculo traqueal, sin insertarse.

FARINGE Los nervios, provienen del plexo faríngeo y del nervio recurrente10; recibe también inervación del simpático10; todos son amielínicos10. No recibe directamente inervación del parasimpático (Vago).

DUODENO
YEYUNO E ÍLEON Inervación del simpático y de los finos nervios que emergen de la arteria mesentérica superior10. Sus células (las células de Cajal) solo viven 6 días13,14. Se renuevan frecuentemente13,14.

TROMBOCITO (PLAQUETA) Carece de núcleo y de ADN. Sólo tiene cationes (carga eléctrica positiva (+)).

HEMATÍE HEMATÍE ADULTO
Es electronegativo y carece de núcleo. No hay cáncer.
HEMATÍE JOVEN
Puede tener un núcleo y varios nucleolos y coincidir con las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-).

Aclaración y ampliación en el texto, que a continuación se expone.
Cáncer. Su verdadera etiopatogenia


A pesar de los logros que se han conseguido actualmente, es insuficiente si tenemos en consideración los múltiples fracasos que se vienen produciendo. La mortalidad por cáncer sigue manteniendo un nivel muy alto. La quimioterapia, radioterapia y cirugía han sido insuficientes. El tratamiento actual es incompleto. No se ha vencido la verdadera causa inicial de todos los procesos tumorales, que es, la hiperexcitabilidad celular, el aumento de voltaje y la consiguiente hipertensión eléctrica.
Si se normaliza el nivel normal de excitación de la célula y mantenemos su habitual voltaje (-65 milivoltios), la intensidad eléctrica quedará reducida, regulada. La hipertensión eléctrica es la causante principal de toda patología electroiónica de cualquier célula de nuestro cuerpo. La hipertensión eléctrica, cuando alcanza los 12-15 eV (electronvoltios), produce radiaciones ionizantes, radiolisis, radicales libres, intenso calor, etc., que son los efectos causantes de producir el cáncer.
El tratamiento específico debe, ineludiblemente, ser aplicado a combatir dicha peligrosa hipertensión: la base esencial de todo tratamiento, sea cual fuere su enfermedad, es, tratar de eliminar su verdadera causa: su origen.
Por tanto, se hace imprescindible el uso de antiexcitantes específicos: estos estarán siempre en relación con el factor causal, es decir, si el factor desencadenante de la hiperexcitación celular es de origen interno o externo.
Trataré de demostrar el porqué se produce el cáncer con mayor prodigalidad en los cuerpos bien nutridos, pero mal alimentados, que en los organismos desnutridos por no tener posibilidad de poder alimentarse. Pero siempre, hay que eliminar el uso y abuso del alcohol y el tabaco 1,2,6.
En los organismos bien nutridos abundan las cargas eléctricas negativas (grasa, aminoácidos, proteínas) y las mitocondrias, que están siempre presentes en toda actividad celular3, una actividad que hay que regularizar. Esto se consigue eliminando, circunstancialmente, la ingesta de dichos productos alimentarios y glucosa: "las mitocondrias se producen precisamente por el metabolismo que se realiza entre la grasa y la glucosa"3.
Este tratamiento lo fundamento, basándome en los organismos desnutridos: en los países no industrializados, donde no hay trabajo ni poder alimentarse lo imprescindible para su sustento, no pueden dichos cuerpos padecer cáncer. En tal sentido, el Profesor, Doctor Mario Gosálvez Gosálvez (recientemente fallecido) en un trabajo de experimentación de laboratorio, titulado "Mitocondrias Filamentosas Templadas a Baja Presión", observó la pobreza de mitocondrias en los cuerpos desnutridos: por tanto, carecen también de actividad mitocondrial. La mitocondria posee electricidad en su membrana.
Del Doctor Gosálvez, durante más de dos años, adquirí amplios conocimientos y certeros consejos, que nunca olvidaré. De él, conseguí despejar esta interesante pregunta: ¿Cómo se va a producir una intensa patología electroiónica con una débil electricidad, casi nula, con escasísimas mitocondrias y sin alimentos nutritivos?. Esta importante prueba de laboratorio refuerza las bases fundamentales de la teoría electroquímica.
Todas, absolutamente todas las epidemiologías demuestran, que, en los países pobres apenas se conocen procesos tumorales: su formación, es, extremadamente rara. De aquí, que el cáncer se produzca con mucha mayor profusión en los países industrializados, y más aún, en las personas que se nutren mal y abundantemente.
Luego, ¿cómo se debe luchar contra cualquier tipo de cáncer? Lo experimenté en mi propio organismo, que a continuación expongo.
En mi propio caso clínico1,2, que padecí de una neoplasia del recto de 12 centímetros (todo el recto medio), eliminé de mi dieta la grasa, sal y las proteínas, especialmente las proteínas del cuerpo y del axón neuronal anteriormente descritas; perdí peso, como es lógico; esta pérdida de peso, circunstancial y transitoria no me preocupaba lo más mínimo; esta desnutrición que yo me proporcioné, junto con una acertada quimioterapia y con la aplicación simultánea de radioterapia en dosis bajas, el cáncer se curó en menos de 25 días4. Ya han trascurrido cuatro años de mi total curación.
Me he limitado a obedecer tajantemente la prescripción médica, que, junto a mi provocada desnutrición, mi propio cáncer desapareció totalmente. Como es lógico, una vez comprobada mi total curación4 he procurado nutrirme adecuadamente: en la actualidad mi peso oscila entre los 66 y 67 kilos de peso, mi estatura es de 1 metro y 61 centímetros.
Hasta aquí, me he referido sólo al cáncer producido a través de la hiperexcitabilidad nerviosa y muscular. A continuación voy a ocuparme del cáncer que se produce en las células sanguíneas y linfáticas.
En las células fluye una corriente electroiónica que produce calor, como suele ocurrir con las pilas termoeléctricas que producen energía eléctrica (efecto Joule)5. El italiano Luigi Galvani fue el primer investigador de las corrientes neviosas5, y Alessandro Volta5 (italiano también) descubrió la pila que lleva su nombre.
He hecho este breve recuerdo, porque nuestras células actúan como auténticas pilas eléctricas5, lo que me facilita el esclarecimiento de mi personal investigación. Pero sigamos.
George Ohm (físico alemán) estableció la ley fundamental de las corrientes eléctricas, que, junto al efecto Joule5, constituyen la base fundamental de mis estudios sobre las células sanguíneas y linfáticas, que, sin duda alguna, actúan como auténticas pilas eléctricas; pero son de distinta familia, de ahí, que no se contaminen entre sí de cáncer dichas células.
Por lo que antecede, puede deducirse, que, "la base fundamental de la patología tumoral radica en un peligroso aumento de la intensidad de nuestra corriente electroiónica1,2.
Como se sabe, "los campos magnéticos actúan sobre las corrientes eléctricas5. Una masa magnética situada en la proximidad de una corriente está sometida a una fuerza5: el principio de la acción y la reacción implica que la masa magnética ejerza a su vez en la corriente eléctrica otra fuerza y de signo contrario5. Por lo tanto, queda demostrado que, los campos magnéticos actúan sobre las corrientes eléctricas. Y esto es precisamente lo que yo hice en el tratamiento de mi propio caso clínico, anteriormente mencionado: me apliqué de forma casi contínua durante gran parte del día y de la noche un electroimán.
Una corriente eléctrica, (como la de nuestro organismo) que crea un campo magnético ejerce una acción sobre otra corriente y con respuesta recrípoca5: "las dos acciones, la de mi propio organismo y el electroimán eran también iguales y de signo contrario".
Si así he procedido, es, para tratar de eliminar o paliar la intensidad electromagnética que me ha causado el neoplasma en el recto. Y si la causa principal del cáncer es la hipertensión eléctrica, el tratamiento específico, debe ir siempre dirigido a la causa principalmente, sin olvidar luchar contra los efectos, es decir, frenar la malignidad celular con la quimioterapia, con anticuerpos específicos y pequeñas dosis de radioterapia.
De esta forma, considero con sólidos fundamentos que el tratamiento contra todo tipo de cáncer sería completo, es decir, combatir la causa y los efectos simultáneamente. Esto es lo que yo he hecho con mi propio avanzado cáncer de recto.

***

A toda célula maligna, cuando le falta la electricidad muere en muy poco espacio de tiempo1,2; voy a demostrarlo. Con certeza se sabe, que, cuando una célula maligna del torrente circulatorio atraviesa la capa intraendotelial no puede producir metástasis6,7; muere muy pronto al faltarle energía eléctrica6, "la célula es como una pila eléctrica, que, al quedar desconectada de su propio generador eléctrico (es decir, de su tejido de procedencia que hace la función de batería eléctrica) no solo pierde su habitual energía eléctrica, sino también sus energías mecánicas y químicas7,8. En las células extravasadas no puede cumplirse la ley de conservación de energía".
Con lo que acabo de exponer me sugiere hacer la siguiente pregunta: ¿por qué en los países subdesarrollados escasean también las leucemias y los linfomas?. Más adelante responderé. Pero antes haré una breve descripción sobre la actividad electrobioquímica de las células sanguíneas y linfáticas.
Las células sanguíneas y las linfáticas están sometidas constantemente a una actividad electroquímica similar a las células musculares, óseas, nerviosas y glandulares. El cáncer en dichas células, se inicia también por una hiperexcitación celular, cuyos elementos desencadenantes suelen ser, entre otros, por efectos tóxicos de origen interno o externo. Y cuando se produce una hipertensión eléctrica en las células pueden producirse fácilmente las temidas radiaciones ionizantes y la radiolisis; la formación de la malignidad celular se produce inevitablemente.
Pero este proceso electroquímico que acabo de exponer, es muy difícil que se produzca en el hematíe adulto (glóbulo rojo): la causa es muy sencilla. La enfermedad de D`Guglielmo (cáncer del hematíe) sólo puede producirse en el hematíe joven y nunca en el hematíe maduro. En el hematíe joven, es cuando únicamente suele tener un núcleo y múltiples nucleolos. En estas circunstancias se puede producir (aunque muy raramente) en el caso de que las cargas eléctricas positivas (cationes) atraviesen totalmente la membrana5; "como las cargas eléctricas positivas atraen a las cargas eléctricas negativas5, en este caso concreto no puede resultar extraño que se produzca una corriente electroiónica con la suficiente intensidad para dar lugar a una peligrosa radiolisis y un aumento excesivo de electricidad y calor, que serían los causantes de producir el cáncer del hematíe (enfermedad de D`Guglielmo). Este proceso electroquímico es imposible que se produzca en el hematíe adulto, por la sencilla razón de que carece de núcleo y que es de signo claramente negativo de forma constante.
Hecha esta breve descripción, voy a responder a la causa sobre el porqué "en los países donde abunda el hambre, escasean también los cánceres en las vías sanguíneas y linfáticas"18.
Cuando una persona está desnutrida, por no poder ingerir alimentación alguna, es imposible que en su organismo existan grasa y proteínas, que son imprescindibles para la producción de electrones (cargas eléctricas negativas). La producción del electrón-voltio es prácticamente nula; como se sabe, "el electrón-voltio, es una unidad de energía desarrollada por un electrón al trasladarse entre dos punto de pequeñas dimensiones con una diferencia de potencias de 1 voltio"5.
Si el cáncer se produce frecuentemente en los organismos bien nutridos, ¿cómo se va a producir el proceso electroquímico en los organismos excesivamente desnutridos, por falta de electrones?. Las numerosas epidemiologías que se han dado a conocer, confirman cuanto aquí se ha comentado.
Trato de demostrar, una vez más, que, "todos los cánceres, sin excepción, se inician siempre con una constante hiperexcitabilidad celular, seguida de grandes intensidades eléctricas y fuerte tensión electroiónica. Los elementos causantes de la hiperexcitación celular se cuentan por millones9, siendo mucho más abundantes los elementos de origen externo9.
Concretando; "todo tipo de cáncer tiene el mismo proceso inicial: la hiperexcitabilidad celular seguida de un aumento de voltaje en la membrana celular y de una hipertensión eléctrica. Y cuanto mayor es la intensidad de la corriente electroiónica con mayor rapidez avanzan las células malignas12. Luego, el tratamiento debe estar dirigido, principalmente, a luchar contra la verdadera causa, origen del CANCER12.
***
Este trabajo de investigación de clínica, por su muy dilatada complejidad, exige una mayor ampliación de elementos conceptuales para ver con mayor claridad lo que, hasta hoy permanece aún en penumbra.
Por ello, a continuación, voy a exponer un amplio y necesario comentario.

 

Comentario


Desde hace cerca de cincuenta años vengo preocupándome del inicio de múltiples enfermedades dependientes del sistema nervioso, entre ellas, el cáncer, esclerosis múltiple, Alzheimer, Parkinson y la patología genética.
Al CÁNCER, voy a dedicarle el espacio que sea necesario para aclarar múltiples incógnitas, que aún, la ciencia no ha podido resolver. Para empezar diré, que, "ningún tipo de cáncer puede producirse sin ir precedido de una patología electroiónica provocada por un exceso de excitación celular (hiperexcitabilidad celular)": esta hiperexcitación puede ser provocada por múltiples factores, tanto internos como externos, sobre los cuales ya les he dedicado un amplio estudio en diversos temas que oportunamente he ido dando a conocer1. En esta patología electroiónica, no se incluyen las radiaciones gamma, la radiactividad, etc., por ser cancerígenas de acción directa y dura, sin influencia nerviosa.
Como todo el estudio de mi investigación está centrado en las diversas patologías en las que aparece como agente inicial y promotor nuestro sistema nervioso, a él me voy a dedicar, basándome en cuatro estadíos, que son; 1º Cuando existe una intensidad eléctrica inferior a la reobase. 2º Cuando hay poca intensidad eléctrica. 3º Cuando normalmente existen potenciales eléctricos débiles dependientes de plexos nerviosos. Y 4º cuando se producen patológicamente fuertes potenciales eléctricos.
1º Cuando no hay energía eléctrica en determinada parte de nuestro cuerpo, es imposible que aparezca ningún proceso tumoral, por la sencilla razón, de que, al faltar la energía eléctrica no hay energía mecánica ni energía química5. Este fenómeno eletroiónico se produce en el cerebro de los enfermos de Alzheimer, hemipléjicos, parapléjicos, tetrapléjicos, en los ventrículos cardiacos, en el diafragma y en el bazo. Y raramente en las aurículas del corazón, tráquea, faringe y en el intestino delgado 10,18.
De aquí, la importancia que le atribuyo a nuestra propia electricidad. Para dar por concluido este apartado, debo recordar el caso de la desaparición de un peligroso melanoma interdigital al presentarse al enfermo una fuerte hemiplejía, y el de la curación espontánea de un cáncer de pulmón con amplia metástasis7, que también se produjo por ausencia de corriente electroiónica en el circuito eléctrico biológico cerrado al que corresponden los pulmones7. Este circuito eléctrico lo forma el nervio vago, que es parasimpático. (Ver Fig.4)
2º El segundo estadío es cuando la corriente electroiónica está muy disminuida, como así acontece en los organismos desnutridos, por no tener con qué alimentarse. ¿Por qué ocurre este fenómeno en dichos organismos? La explicación es bien sencilla: al no poder nutrirse, como ya expliqué anteriormente, el cuerpo es cada vez más pobre en proteínas y en grasas: esto repercute forzosamente en los cuerpos (somas) de las neuronas y en todas las células del cuerpo humano. Las células nerviosas, por ejemplo, son muy pobres en proteínas mitocondriales, citosólicas y nucleares: estas tres proteínas tienen una acción motora3; como las principales acciones se verifican en el soma (cuerpo) celular3, "al escasear el número de mitocondrias y de la actividad motora de las referidas proteínas, es lógico, que, los potenciales de acción sean débiles". La acción mitocondrial en el soma también se hace necesaria para el normal funcionamiento, puesto que su presencia es imprescindible en todas las actividades de la célula.
Son numerosas las pruebas de laboratorio que se han hecho para demostrar la importancia que tiene la ausencia de alimentación en la formación tumoral. En una de ellas estuve yo mismo presente: se efectuó con 30 ratas, 15 de ellas nutridas y las otras 15 desnutridas1. Resumiendo este experimento de laboratorio, debo decir, que, "a las ratas desnutridas se les formó el cáncer con benzopireno cinco meses más tarde que en las ratas bien nutridas": la dosis que se les inyectaba a las 30 ratas fue la misma y durante el mismo espacio de tiempo. El experimento lo efectuó, el Profesor, Doctor Bartolomé Ribas Ozonas. (Ver Tabla 1)
En las ratas desnutridas, aparte de la disminución proteica, de mitocondrias y de grasa en el cuerpo celular, en todo el resto de su organismo, como es lógico, hay también carencia de lipoides, aminoácidos, proteínas y grasa; esto nos dice, que, "al faltar los electrones(cargas eléctricas negativas), inevitablemente baja de forma ostensible la intensidad de la energía electroiónica: a la mielina que envuelve el axón, al disminuir su espesor no puede arrancársele cargas eléctricas negativas por carecer de aminoácidos, proteínas y grasas. Como es lógico, "los cuerpos desnutridos carecen también de energías calóricas y químicas para que no puedan transformarse en energía eléctrica1".
Respecto a este interesante concepto, yo pregunto ¿a quién se le va a ocurrir tomar benzopireno o cualquier otro producto de muy alto nivel cancerígeno?.
Quiero manifestar con esto, que, "normalmente, en la vida cotidiana de las personas desnutridas por falta de alimentación es rarísimo que aparezca cáncer en ningún tipo de célula18, incluidas las células sanguíneas y linfáticas".
3º El tercer estadío del grado de intensidad electroiónica se lo atribuyo a los casos donde normalmente hay potenciales eléctricos débiles; fiel reflejo de ello, es, cuando los finos nervios que tienen su origen en plexos nerviosos y terminan insertándose en determinadas partes orgánicas: por ejemplo, los nervios que emergen del plexo subaórtico terminan en el nodo sinoauricular situado en la parte posterior de la aurícula derecha, colaborando en las contracciones cardiacas; también, los nervios que emergen de la arteria mesentérica superior y termina en el epiplón que se adhiere fijamente al yeyuno e íleon, facilitando así la contracción intestinal.
En este estadío están incluidos también, los casos de los ventrículos cardiacos y el diafragma donde predominan las células contráctiles, que son mucho más numerosas que las células de conducción nerviosa Fig.1y 2: el diafragma solo está inervado por el simpático10 (que es modulador de la actividad celular) y también por nervios procedentes del plexo de la arteria pericardiofrédica, facilitándole sus habituales contracciones. El bazo guarda cierta relación con el diafragama10 desde el punto de vista nervioso, y ninguna relación con el aparato digestivo10. La traquea tiene una débil inervación motora10 por las causas que más adelante expondré.
Y 4º; aquí nos encontramos con el grupo más numeroso del organismo donde se producen grandes intensidades eléctricas: son innumerables; se conocen cerca de 300 tipos distintos de cáncer11. El cáncer, en este 4º estadío se produce con distinta frecuencia, según la riqueza inervadora a la que están sometidas numerosas partes orgánicas. Como ya he comentado,"todos los tumores tienen el mismo inicio, una hiperexcitabilidad celular permanente, aumento excesivo del voltaje celular seguida de una hipertensión electroiónica", que al alcanzar los 15 eV (electronvoltios) es cuando se producen "las radiaciones ionizantes causantes de la radiolisis, calor intenso, etc., que terminan por destruir la estructura celular y las propiedades fisiológicas y químicas de las que están dotados todos los tejidos, sin excepción, según nuestro sabio, el Profesor, Doctor Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Física y Química (1906).
Actualmente, se ha demostrado, que, "cuando se producen mayores intensidades eléctricas, aumenta la mitosis de las células malignas12"; es lógico. Este fenómeno explica claramente, que, si la corriente nerviosa sigue sin interrupción la conocida "ley de todo o nada", es normal que la metástasis siga cumpliendo hasta el final la ley de Maxwell: esta ley nos dice que, "las acciones que se producen en el punto inicial, se producen también en sus puntos terminales". Un cáncer producido en un determinado circuito eléctrico biológico cerrado, este, al estar conectado con la vía conectiva (intersticial) o con sustancia nerviosa motora hace, que la propagación de la metástasis se efectúe masivamente, extendiéndose hasta alcanzar órganos vitales, causando la muerte.
Considero muy necesario que la investigación de laboratorio colabore con la investigación clínica. Por otra parte, la investigación de laboratorio, incluso los genetistas por sí solos, tampoco podrán conseguir la meta que todos buscamos con un denonado y tesonero esfuerzo.
Sé, que la vía de investigación en la que me veo sumido, presenta muy serias dificultades para alcanzar una sólida comprensión. Otros investigadores se afanan en muy distintos mecanismos con personales visiones. Pero el objetivo final sólo se conseguirá trabajando sobre una línea de investigación que acoja a todos los tipos de cáncer, puesto que todos ellos tienen la misma iniciación, que aquí ha quedado debidamente expuesta.
Haciéndome eco de las muy serias y múltiples dificultades en las que nos desenvolvemos todos los investigadores, creo muy oportuno reflejar mi propia experiencia. Expondré solo dos casos, para no extenderme más. En uno de ellos, ocurrió con motivo de la visita que hice en el año 2008 al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (España) acompañado con el Profesor, Doctor Bartolomé Ribas Ozonas, Jefe de Área de Toxicología del Instituto de Salud Carlos III de Majadahonda (Madrid); actualmente jubilado.
Nos recibió y atendió con un exquisito comportamiento personal y profesional, la Doctora Mª del Carmen Barmizán Valledor, Jefe del Servicio de dicho hospital, que, junto a las Doctoras, Pilar Contreras Porta y María Ángeles Alcázar Rousselet, a las que no encuentro palabras para agradecerles también su magnífico y ejemplar actitud de colaboración. Resumiendo y concretando esta inolvidable visita, diré que estuvimos todos los referenciados viendo enfermos durante más de dos horas, el tiempo suficiente para aclarar y reforzar los siguientes conceptos. En ninguno de los numerosos enfermos parapléjicos se les apareció ni la más mínima hiperqueratosis en sus pies. Los que la padecían antes de la paraplejia, les desaparecieron en poco espacio de tiempo. Las células gliales cesaron de secretar queratina al faltarle la corriente electromotriz. Es natural, por que, "al faltar la energía eléctrica desaparecen las energías mecánicas y bioquímicas". Les manifesté, que, si en estos enfermos no puede realizarse dicho proceso electrobioquímico, mucho menos aún podrían formarse ningún melanoma interdigital maligno, ni ningún otro tipo de cáncer. Al asegurarles este personal criterio mío, una de las Doctoras me manifestó lo siguiente: "Pedro, siento mucho rebatirte tu teoría". Antes que empezara a exponerme su comentario, yo le anticipé, que, "era imposible que mi trabajo me lo debatiera con éxito". Empezó diciéndome, que, en dicho Centro Hospitalario habían presenciado cáncer de estómago, de colon y páncreas. Al escuchar estas palabras, mi alegría fue enorme; me había proporcionado casos clínicos que reforzaban aún más mi trabajo de investigación. Como es lógico, contento y plenamente satisfecho por lo que acababa de escuchar, le respondí lo siguiente:"acabas de proporcionarme una valiosísima información". Sorprendida ante estas palabras, le seguí comentando y afirmando de que estos procesos tumorales apareciesen normalmente en el sistema neurovegetativo (involuntario). En este campo, el sistema nervioso el parasimpático estaba sano, intacto; sus actividades electroquímicas estaban impecables. Ante mi firme y convincente respuesta, la Doctora Barmizán, dirigiéndose al Profesor, Doctor Ribas Ozonas, le dijo; "Bartolomé, esto que acabamos de escuchar no lo hemos estudiado en la Universidad": "eso mismo digo yo", respondió al instante el Profesor. (Efectivamente, pensé yo, hay que salvar este serio obstáculo).
En esta inolvidable visita, saqué la firme conclusión, de que tropezaría con muy serias dificultades para ser comprendido, y poder ir avanzando en mi aún irrefrenable proceso de investigación.
El segundo caso, es, una anécdota muy curiosa y no exenta de realismo. Ocurrió en el mes de marzo de 1998 en una página web. Un Doctor inglés, el Doctor Bugs Wrote le dice a un investigador español lo siguiente: "Estimado Pablo, después de muertos muchos "locos" han sido reconocidos como grandes genios; este señor Férriz tiene unas teorías un tanto "curiosas", y algún día, aún en contra de nuestros criterios puede ser que lleve razón". Como podrá observarse, este simpático y grato mensaje ocurrió hace ya 16 años. ¿Qué opinaría este investigador inglés sobre mis últimos trabajos de investigación?. Me ha llamado, entrecomillado, "loco", calificativo que me ha gustado, y no poco.
Es normal que esto suceda cuando un investigador se sale de lo normal, que trabaja sobre una teoría cargada de hechos sorprendentes y desconocidos. Como es lógico, mi estado de ánimo nunca podrá decaer mientras no me demuestren que estoy en un camino de investigación erróneo.
A Dios le pido que me proteja siempre, que no me desvíe de la lógica y del sentido común, y que me mantenga constantemente centrado dentro del marco de la más pura y estricta sencillez.
Este es mi modesto trabajo de investigación, basado en una teoría electroiónica que representa a una cadena compuesta de innumerables eslabones, fuertes todos ellos, imposible de poder romperse ninguno. Y, a este eslabón, el cáncer del hematíe, le atribuyo una sólida y decisiva importancia, en el que demuestro, que, con una sola y simple patología electroiónica puede producirse un proceso oncológico. Veamos a continuación


Cuatro puntualizaciones


Trato de demostrar, que, todo tipo de cáncer se produce por una patología electroiónica": esta se inicia siempre por un aumento de voltaje celular provocado por múltiples factores desencadenantes, tanto externos como internos, siendo mucho más abundante los de origen externo.
Lo voy a resumir en, sólo cuatro puntos: plexos nerviosos arteriales, metástasis, curación espontánea del cáncer y cáncer del hematíe joven.

Plexos Nerviosos Arteriales

En los plexos nerviosos arteriales, los potenciales de acción (eléctricos) son siempre débiles. Toda parte orgánica que sólo está inervada por finos nervios que tienen su origen en dichos plexos nerviosos y también por el simpático, es muy raro que pueda producirse ningún neoplasma, salvo patología.
En dichas circunstancias se encuentran, el corazón, diafragma, bazo, tráquea y yeyuno é íleon. Seré muy breve en su descripción.
- Las aurículas del corazón reciben electricidad de los nervios que emergen del plexo subaórtico10; los ventrículos cardíacos son inervados exteriormente por finos nervios amielínicos10 procedentes de los plexos de la arteria pericardiofrénica10, que, como en todos los casos que inervan este tipo de finos nervios actúan aportando efectos tónicos y tróficos en la parte orgánica en la que se insertan. En las aurículas, sólo aparece el cáncer por metástasis.
- El diafragma tiene, como los ventrículos del corazón, abundantes células contractliles10 en mucha más proporción que de células de conducción10. Por fuera recibe, como en los ventrículos cardiacos, electricidad procedente de los nervios que tienen su origen en los plexos de la misma arteria, la arteria pericardiofrénica10.
Como vemos, existe una misma inervación entre los ventrículos cardíacos y el diafragma, y con los mismos efectos.
- El bazo recibe la inervación del simpático10 y de los nervios que tienen su origen en los plexos de la arteria esplénica10. "No recibe inervación del parasimpático10, que es excitante. Esta cualidad neuroanatómica presupone un claro impedimento para la formación tumoral. El bazo mantiene, como vemos, alguna relación con el diafragma y ninguna con el aparato digestivo a pesar de su situación10.
- El yeyuno e íleon presenta un cuadro muy típico, similar al de las aurículas del corazón. "Se han comparado las células de Cajal como un marcapaso similar al del nodo sinoauricular de la aurícula derecha del corazón, que es el marcapaso cardiaco13,14". El duodeno, yeyuno e íleon recibe inervación procedente de los nervios que emergen de los plexos de la arteria mesentérica superior y del simpático10,18.
- Tráquea; recibe la inervación de las ramas del plexo pulmonar, del simpático10 y de los nervios recurrentes10 que se insinúan por la periferia traqueal y que tienen una débil conducción electroiónica. El tejido conjuntivo que rodea la tráquea es el que recibe los finos nervios que tienen su origen en el plexo pulmonar10.
Todos los nervios que tienen su origen en plexos nerviosos arteriales carecen prácticamente de mielina10, lo que provoca que la conducción eléctrica sea de débil potencial eléctrico. De aquí, que pueda definirse y aclararse, el porqué de la rareza del cáncer en todas estas partes de nuestro organismo que acabo de describir.
Pero la tráquea tiene en común con el bazo y los ventrículos del corazón, en que, "todas sus células tienen solo carga eléctrica positiva; poseen una corriente electrostática; el flujo de sus iones es pasivo y no requiere gasto de energía metabólica por parte de los canales"3. Estas importantes características, común con todas sus células, son la causa principal de que los canales iónicos no sean excitables. Por tanto, si no puede producirse una hiperexcitación celular no puede existir unos potenciales eléctricos causantes de grandes intensidades eléctricas. Así, de este modo, vemos la imposibilidad de que pueda alcanzar la tensión eléctrica, los 12-15 eV(electronvoltios) que son los causantes de la aparición de las peligrosas radiaciones ionizantes. Antes de dicho voltaje, no se producen las referidas radiaciones6,9,11.
Como vemos, estas tres partes orgánicas, con funciones fisiológicas muy distintas entre si, nos proporcionan una valiosísima aportación científica. Estos tres eslabones, de los muchos que se ajustan a la cadena electroiónica, me reafirman en el convencimiento pleno que me asiste para creer en una base fuerte y consistente que nos pone al descubierto, de que, "todos los cánceres, sin excepción alguna, tienen una etiopatogenia similar"; este origen común, ya es sobradamente conocido; hiperexcitabilidad celular, aumento de voltaje celular y de la intensidad electroiónica, capaz de alcanzar un excesivo voltaje, productor de peligrosísimos efectos causantes de la malignidad celular.
- Epidemiologías: Son rarísimos los casos de cáncer en las referidas partes orgánicas. Excepcionalmente, el sarcoma cardíaco es algo más frecuente, pero dentro de su rareza, este tipo de cáncer es producido mayoritariamente por metástasis.

Metástasis

La metástasis se efectúa por cuatro vías: vía nerviosa, sanguínea, linfática y la conectiva (intersticial). De estas cuatro vías de proyección, la vía nerviosa es la más rápida y la conectiva la más lenta1,11. Por estas vías de conducción es muy raro que alcancen a órganos, como los ventrículos cardíacos, diafragma, bazo, tráquea, yeyuno e íleon: la causa la veo muy clara; que "no están relacionados con ningún circuito eléctrico biológico cerrado"; su inervación es muy distinta, como así lo he demostrado anteriormente.
En la metástasis, la corriente eletroiónica intensa, al tener conexión sus terminales nerviosos con células de la vía conectiva facilita su expansión, alcanzándose órganos que no corresponden al marco del circuito eléctrico donde se inició la causa y su proyección. De aquí, que la metástasis alcance lejanas distancias. Pero, cuando queda suprimida la corriente eléctrica del circuito eléctrico causante de la enfermedad, bien por una hemorragia o por una trombosis, por ejemplo, toda la actividad metastásica desaparece, por que, al faltar la energía eléctrica desaparecen las energías química y mecánica. Así pues, de esta forma se produciría la curación espontánea del cáncer.
Cuanto acabo de exponer, hay que demostrarlo como todo trabajo de investigación así lo exige. Voy a exponer la siguiente prueba: se trata de un proceso, que, con frecuencia se produce en el sistema nervioso central (S.N.C.) por una hemorragia en el cerebro o por una trombosis cerebral: la corriente electromotriz de la extremidad o extremidades afectadas por dicha causa, desaparece, quedando eliminado el melanoma interdigital maligno que se le presentó a un enfermo de mi propia consulta.
Ante este caso clínico que presencié personalmente, me veo obligado a efectuar la siguiente pregunta: ¿por qué no se puede producir también esta misma patología en el sistema neurovegetativo?. La lógica y el sentido común (desde el punto de vista clínico) me invita a pensar y en creer, que, "no hay diferencia electroiónica entre el S.N.C: y el sistema neurovegetativo".
Aquí se ha visto y comprobado el peligro tan inmenso que tiene una patología electroiónica. Hemos visto claramente, que, "al desaparecer la energía eléctrica, desaparecen también las energías mecánicas y la química".

Entre los linfomas y las leucemias no puede producirse metástasis; ni sus respectivas células la pueden producir en los tejidos sólidos y viceversa. Cada una de ellas tiene su propio circuito eléctrico biológico cerrado; no existe conexión nerviosa ni conectiva entre sus correspondientes circuitos eléctricos para su propagación. Más adelante expongo un breve estudio sobre los linfomas y las leucemias.


Curación Espontánea del Cáncer

A continuación de la metástasis que acabo de comentar, se impone la necesidad de hacer un breve comentario sobre la "curación espontánea del cáncer, aún en proceso metastásico".
Anteriormente he tratado demostrar, cómo se ha producido la curación espontánea de distintos tipos de cáncer acaecidos en el sistema nervioso vegetativo y en el sistema nervioso central. Luego, si esto es así, ¿por qué no reducir la intensidad electroiónica hasta el nivel más bajo posible?. Desaparecerían, como es lógico, las radiaciones ionizantes, no se producirían la ruptura de la estructura celular (radiolisis), ni el intenso calor, y menos aún, los temidos radicales libres.
En el circuito eléctrico biológico cerrado, causante del tumor primario, quedaría reducida su intensidad electroiónica a muy bajo nivel, próximo a la reobase; las energías mecánicas y químicas de las células malignas quedarían también notablemente disminuidas.
Más adelante, al referirme al tratamiento, aclararé este interesante punto.

Cáncer del Hematíe joven

El cáncer del hematíe, denominado también enfermedad de D`Guglielmo, nos demuestra una vez más la vital importancia, incluso decisiva, que adquiere la electricidad en la formación de toda clase de proceso tumoral maligno.
El glóbulo rojo (hematíe) normalmente es de signo electronegativo (-); el hematíe adulto, por ser electronegativo y por carecer de núcleo, es imposible que se produzca el cáncer. Pero sí en cambio, puede aparecer el cáncer en el hematíe joven, que es cuando suelen tener un núcleo y múltiples nucleolos. Ahora bien, ¿cómo se produce una peligrosa intensidad eléctrica en el joven hematíe?. El proceso electroiónico se realiza de la forma siguiente: "las cargas eléctricas positivas (cationes) al atravesar la membrana celular atraen a las cargas eléctricas negativas (aniones), estableciéndose así la corriente electroiónica, que, al ser intensa y constante se produce un peligrosísimo proceso electroiónico, causante del cáncer".
Un proceso parecido al que se produce en el hematíe adulto, es en la plaqueta (trombocito). Las plaquetas son unos pequeños corpúsculos de 2 a 4 µm de diámetro. Carecen de núcleo, tienen enzimas y mitocondrias. A diferencia del hematíe, que es electronegativo, el trombocito sólo tiene Na+, K+ y Ca+ (cationes).14,15
Por lo tanto, en ambos componentes sanguíneos, al no tener las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-) no puede, normalmente producirse una patología electrobioquímica.
Una vez más, trato de demostrar y convencer, de que, "donde la corriente elctroiónica (electricidad) es débil o que no poseen normalmente las dos cargas eléctricas, es muy raro que pueda producirse ningún tipo de neoplasma".
Todos los tejidos del cuerpo humano, al componerse de la misma estructura y que sus propiedades fisiológicas y químicas son también semejantes (S. Ramón y Cajal), están predispuestos a padecer de una misma patología electroquímica. Este concepto, para mi muy valioso, encaja perfectamente en el conocimiento de la verdadera etiopatogenia de todo proceso tumoral.
Si esto es así, todos los demás componentes integrados en sus respectivas células, incluido el gen, quedarían igualmente afectados. Luego, la herencia del cáncer recaerá principalmente en la patología iniciada en el circuito eléctrico biológico cerrado. "El gen, que es una unidad biológica de la herencia, quedará siempre afectado, y por lo tanto, también, como no, será heredado junto al circuito eléctrico biológico cerrado correspondiente".
Así pues, la herencia del cáncer se adquiere principalmente de dicho circuito eléctrico. De lo que se desprende, que, "el sistema nervioso se hereda, no sólo su fisiología sino también sus múltiples patologías".


Conclusión


He tratado de demostrar el porqué se produce cualquier tipo de cáncer basándome esencialmente en la neuropatología del parasimpático, y el simpático. Ahora bien, ¿por qué se producen mayores intensidades eléctricas en el parasimpático y en el sistema nervioso central (S.N.C.) y nunca en las partes orgánicas que sólo están inervadas por el simpático y por finos nervios que tienen su origen en los plexos nerviosos arteriales?. Veamos.
La transmisión simpática entre las neuronas preganglionares y posganglionares a nivel de los ganglios, se efectúa mediante la acetilcolina (ACh) tanto del simpático como del parasimpático17.
Por el contrario, la transmisión química (motivo de la investigación) entre la fibra posganglionar y el tejido que inerva es la acetilcolina para el parasimpático17 y la noradrenalina exclusivamente para las neuronas posganglionares del simpático17. Estos nervios son amielínicos (fibras grises),10 y tienen una acción similar a la de los nervios que parten de los plexos nerviosos arteriales; no favorecen las formaciones tumorales.
Como vemos, las neuronas posganglionares del simpático no van asociadas al neurotransmisor ACh que es excitante. Los terminales nerviosos de dichas neuronas no pueden ser excitantes; sólo tienen efectos tróficos y tónicos. Estas neuronas junto a la noradrenalina ejercen la función moduladora de las actividades de la célula que inerva.
Las inervaciones cardíacas, del diafragma, bazo, yeyuno e íleon, la tráquea y la faringe que aquí se han expuesto, nos demuestran claramente el porqué no pueden padecer de cáncer, salvo raras o muy raras patologías.
En consecuencia, "el neurotransmisor químico, la acetilcolina, que, por ir asociado siempre al sistema nervioso parasimpático y al sistema nervioso central17, facilita la hiperexcitabilidad de la célula correspondiente a la parte orgánica afectada por dicha inervación motora".
De esta actividad electrohormonal, "las neuronas posganglionares del simpático que, por carecer del neurotransmisor químico ACh17, no producen la hiperexcitación celular en los órganos en los que se insertan sus terminales nerviosos".
Posiblemente, la acetilcolina, al aumentar su permanente actividad excitante, puede también favorecer la producción de otras enfermedades, como por ejemplo, Alzheimer, esclerosis múltiple y el Parkinson. Pero son distintos temas, de los que ya también me he ocupado.

Pruebas de clínica


Mis primeros pasos en la investigación radican, esencialmente, en la observación. Lo resumo de la forma que a continuación expongo:
1.- Desaparición en poco espacio de tiempo de todas las hiperqueratosis de los pies al quedar suprimida la corriente electromotriz, por hemiplejía, paraplejía, etc.
2.- Frecuentemente aparición de las hiperqueratosis en ambos pies en igual número y en idéntico lugar. Los nervios motores también tienen una similitud de distribución en ambas extremidades.
3.- La hiperqueratosis aparece también en pleno arco plantar donde no existe el menor roce ni presión del calzado.
4.- Curación espontánea de un melanoma interdigital maligno por la aparición de una fuerte hemiplejía. No hay corriente electromotriz.
5.- Rara aparición de hiperqueratosis en el dorso del dedo grueso; en los restantes dedos es frecuente. El dorso del dedo grueso del pie recibe una débil inervación motora10; el resto de los dedos recibe una mayor intensidad de corriente electromotriz.
6.- Brusca formación de hiperqueratosis en la palma de la mano izquierda cuando un electricista estaba poniendo un letrero luminoso de mi propia consulta. Las células gliales, secretoras de la queratina, fueron intensa y bruscamente excitadas por la corriente eléctrica procedente del balcón donde se agarraba con dicha mano.
7.- Formación de hiperqueratosis en los pies inválidos por espasticidad muscular en sus extremidades inferiores. Tampoco existe roce ni presión de calzado que pueda provocar una fuerte excitación en las células gliales. La patología es solamente muscular; la corriente electromotriz es intensa en dichos enfermos.
Ante estos fenómenos observados en consulta, constantemente me brotaba la misma interrogante; ¿estos procesos que se producen en el sistema nervioso central, por qué no pueden aparecer en el sistema nervioso vegetativo, si en muchos tumores malignos aparece también la queratina?.
Tenía el firme y sólido presentimiento de que el factor principal sería también el excesivo y constante aumento de la corriente electroiónica del sistema nervioso parasimpático. Pero tenía que demostrarlo. El estudio y la observación me han proporcionado los siguientes resultados:
a.- Curación espontánea de un cáncer de pulmón con amplia metástasis ocurrida a un compañero y amigo mío (J.I.M). La lógica y el sentido común me reafirma en el criterio, de que, se trata de un caso clínico similar al de la curación espontánea del melanoma interdigital maligno, ya mencionado en el punto 4º. O sea, por ausencia de corriente eléctrica.
b.- Existen partes orgánicas de nuestro cuerpo donde raramente se produce el cáncer, que, como puede observarse, ninguna de ellas están inervadas por el sistema nervioso parasimpático. Estos casos clínicos que he mencionado como ejemplos, no reciben elevadas intensidades de corriente electroiónica. La hiperexcitación celular no puede producirse.
c.- Los órganos mencionados, normalmente refractarios al cáncer, sólo reciben inervación de finos nervios amielínicos procedentes de sus respectivos plexos nerviosos, y, alguno de ellos como por ejemplo, la tráquea, que recibe la inervación de una fina rama amielínica que emerge del nervio recurrente. En cambio, todos estos órganos están inervados por el sistema nervioso simpático.
d.- Se trata de mi propio caso clínico, una neoplasia rectal de 12 centímetros de longitud; junto a la quimioterapia y a la aplicación de una débil dosis de radioterapia, colaboré combatiendo la intensidad eléctrica y la hiperexcitabilidad celular aplicándome en la fosa ilíaca derecha un pequeño aparato electromagnético. En menos de 20 días desapareció el cáncer. Traté de demostrar, al negarme a ser intervenido quirúrgicamente, que hay que combatir también el inicio de todo tipo de cáncer, o sea, las grandes y persistentes excitaciones de las membranas celulares, que es donde se inicia el cáncer..
e.- Una prueba más; es muy difícil que se produzca un cáncer en los organismos desnutridos. La hiperexcitación nerviosa es raro que se produzca por falta de cargas eléctricas negativas (-) que son proporcionadas por la grasa, aminoácidos y proteínas, de las que, carecen dichos cuerpos.
f.- Y finalmente, mis observaciones en clínica, la anatomía y la fisiología, me han conducido a creer, que, la herencia del cáncer no es sólo genética. El oncogén (efecto), es producido por la misma causa que se produce el cáncer en cualquier parte de nuestro organismo. Prueba de ello, es, que, los genes correspondientes a los ventrículos del corazón, diafragma, bazo, tráquea y yeyuno-íleon, por ejemplo, raramente quedan afectados. Considero, con una lógica base de investigación de clínica, que, lo que se hereda también es, el circuito eléctrico biológico cerrado del cual depende el gen; es decir, se hereda conjuntamente causa y efecto.
Estas seis pruebas de investigación en clínica, creo que, son suficientes para demostrar que, la referida, patología electroiónica es la principal causa de todo tipo de cáncer, sin excepción alguna, salvo los casos de fuertes radiaciones externas, la bomba atómica, etc., en las que nada influye nuestra propia electricidad.

 

 

 


Pruebas de laboratorio


Sólo voy a exponer dos pruebas de laboratorio efectuadas en distintos centros de investigación de España; se realizaron en el Instituto de Salud Carlos III en Majadahonda (Madrid) y en la Clínica Puerta del Hierro (Madrid). En el primero, se realizó con treinta ratas, y en el segundo, otra prueba sobre las mitocondrias.

Pruebas con Ratas

Se emplearon treinta ratas; 15 de ellas bien nutridas y en las otras quince se les mantuvieron con una dieta muy rígida. A todas ellas se les inyectaron la misma dosis de dimetilbenzopireno. Al cabo de catorce meses, en las ratas desnutridas apareció el cáncer en una proporción del 13% (ver figura 1), y en las ratas bien alimentadas, en las 15 se formó cáncer en una proporción 100% (ver figura 1 y tabla 1).
Esta importante prueba fue realizada por el Profesor, Doctor Ribas Ozonas, Bartolomé en el Instituto de la Salud Carlos III- Majadahonda (Madrid); la prueba se efectuó de la forma que a continuación se expone.

NUTRICIÓN Y CÁNCER CON DIMETILBENZOANTRAZENO EN RATAS "AD LIBITUM" Y CON DIETA LIMITADA (PRUEBA EFECTUADA POR EL PROFESOR, DOCTOR BARTOLOMÉ RIBAS OZONAS)

Durante décadas ha sido estudiada la relación entre la incidencia de tumores y dieta en ratas y ratones, incluyendo el efecto de ingestión total de alimento, su valor calórico y los parámetros individuales. Mientras Tannenbaum1 estudia el efecto de la desnutrición en el inicio y crecimiento de tumores en ratones, nosotros hemos repetido el experimento en ratas Wistar, introduciendo como nuevo parámetro la administración de un agente cancerígeno: el dimetilbenzoantrazeno (DMBA), agente inductor de carcinomas y papilomas.
Se inició el experimento con 30 ratas Wistar (Tabla 1) que se distribuyeron en jaulas y se mantuvieron siete días en observación, a las que se les proporcionó dieta estándar y agua "ad libitum". El experimento se prolongó a lo largo de un año, con la observación cotidiana, realización de fotografías y toma de muestras de los tumores correspondientes.
Los animales se constituyeron en dos grupos de 15. El primer grupo, mantenido con dieta y agua "ad libitum". Al segundo grupo, se le proporcionó una dieta limitada de 6 g/animal/día, con un incremento en relación al transcurso del experimento hasta 10 g/animal/día. La dieta estándar específica para ambos grupos de roedores procede de la Firma Harlam, España, con una composición completa de principios inmediatos, minerales y vitaminas, según el Comité de Nutrición Animal19.
Al inicio del experimento, los animales de ambos grupos fueron distribuidos de dos en dos en las jaulas, de acuerdo con las normas de calidad, seguridad y espacio según normativa de la Unión Europea (Directiva 86/609/CEE). Sin embargo, posteriormente, y en vista de la conducta de los animales desnutridos (que se impedían la bebida unos a otros) se colocó un animal por jaula, para facilitar el libre acceso a la bebida y comida por igual. Se mantuvieron en sus jaulas distribuidas en estanterías "ad hoc" en el animalario de la institución, climatizado, con ciclos estándar apropiados luz/oscuridad, y bajo anestesia con éter se realizaron fotografías con cámara Olympus. Todos los animales fueron pesados semanalmente.
A los dos grupos de animales se les administró 30µg/100g/rata de 9,10-dimetil-1,2-benzoantraceno (DMBA, Sigma, D-3254) por vía subcutánea una vez a la semana, a la concentración de 1mg/ml de dimetilsulfóxido (DMSO, Merck, Articulo-9678, Alemania) mediante jeringuilla de insulina. Se aplicó el programa de dosis según Iversen3.
Este trabajo se enmarca en una serie de experimentos sobre nutrición y dieta, cáncer e intensidad de la transmisión nerviosa. Tannenbaum1 observó claramente que los ratones con cáncer, sobrealimentados, morían antes que los subalimentados con dieta limitada.
En animales desnutridos, con dieta completa pero restringida, sus mitocondrias procesan un restringido número de electrones; la carga eléctrica es limitada y se sintetizan cantidades de ATP más bajas que en condiciones fisiológicas y bioquímicas normales. En las ratas con dieta "ad libitum", gracias a la síntesis y al significado energético del ATP, con la colaboración de los aminoácidos y proteínas mitocondriales, la velocidad eléctrica tiene mayor impulso; mientras que en las desnutridas, por disponer de escasa actividad eléctrica, las mitocondrias sintetizan también bajos niveles de ATP (Tabla 1-pág.48).
***

Con esta prueba se confirma, que, por falta de alimentación se produce una clara ausencia de grasa y proteínas, que son las que aportan las cargas eléctricas negativas (-) (Fig.1), la actividad electroiónica y las acciones químicas y mecánicas en las células, tanto musculares como en las nerviosas disminuyen mucho; en cambio, en las ratas bien nutridas se produce un claro aumento de grasas, aminoácidos y de proteínas, y también de calcio, magnesio y potasio que proporcionan las cargas eléctricas positivas (+). En estas condiciones agresivas y de constante excitación patológica, irremisiblemente se produce el proceso tumoral, en el que intervienen principalmente el sistema nervioso central y el sistema nervioso parasimpático.


Prueba Mitocondrial

Voy hacer una breve recopilación sobre las características más sobresalientes que nos aporta la fisio-patología mitocondrial. Son las siguientes:
a.- La membrana de la mitocondria tiene su propia electricidad3; su existencia fue descubierta por Paul Boyer3.
b.- La mitocondria, normalmente es rica en proteínas y en grasa3. Las proteínas de las mitocondrias, junto a las mitocondrias del citosol, las proteínas del núcleo celular y el ATP intervienen en todas las actividades metabólicas en el cuerpo de la célula.
En tal sentido, considero de especial interés exponer la importante prueba de laboratorio que nos legó el famoso investigador español el Profesor, Doctor Mario Gosálvez Gosálvez. La prueba es la siguiente:


MITOCONDRIA FILAMENTOSA TEMPLADA, AISLADA CON BAJA TENSIÓN

"Se ha producido un método para el aislamiento de mitocondrias, del hígado y riñón de roedor, con una mínima tensión mecánica y química. Se lleva a cabo una homogeneización suave de unos 3.5 gramos de tejido mojado (14ºC), en 40ml de sacarosa 350mM, EDTA 1mM, ATP 1mM, y 0,1 mg/ml de inhibidor trypsin, (ph 7.7 14ºC). El tejido se centrifuga en un tubo de 50 ml a 2.700 r.p.m. (900g) durante 5 minutos (14ºC). Lo que flota se distribuye, pasando a través de estopilla, en 8 tubos de 50ml, que se centrifugan a 3750 r.p.m. (173g) (14ºC) durante 6 minutos. Las ocho píldoras que se obtienen son muy ricas en mitocondrias pesadas y se dejan como píldoras, a 14ºC, hasta las pruebas bioquímicas y biofísicas. Las fracciones mitocondriales templadas aisladas con baja tensión, principalmente cuando se aíslan en momentos de profundo descanso animal, presenta una baja proporción de control respiratorio, una baja proporción de ADP/O, una alta actividad ATPase, y son capaces de sostener producción de ácido láctico de la glucosa o el fosfoenolpiruvato si se suministra con los suplementos adecuados. El examen a través de microscopio electrónico de las píldoras mitocondriales o los tejidos, con métodos crioprocesales dirigidos a preservar la ultraestructura cercana al estado "in vivo", muestran numerosas mitocondrias con uno o más filamentos de aproximación 20, 10 o 5 nanometros de diámetro, los filamentos parten radicalmente de la membrana externa de la mitocondria con o sin conos que sirven de punto de anclaje. Los filamentos mitocondriales y los conos se pierden casi totalmente por la recentrifugación de la mitocondria, muy diluida, a 7000 r.p.m (2ºC, pH 6.8), o por la adición a las píldoras o a las suspensiones mitocondriales de bajas cantidades de proteasas, lipasas, colchicines, caytochalasines o disolventes orgánicos. Los principales carcinógenos naturales y químicos son agentes muy efectivos para la defilamentación mitocondrial a diferentes niveles de concentración siempre muchos más bajos que aquellos que se necesitan para sus efectos mutagénicos. La pérdida de conos y filamentos por uno o varios de estos tratamientos elevan la proporción del control respiratorio mitocondrial y la proporción de ADP de forma diferente, mientras disminuye intensamente la actividad ATPase y causa una marcada pérdida de producción de ácido láctico asociado mitocondrial. Las mitocondrias filamentosas están presentes en varios otros tejidos y especies diferentes del riñón e hígado de roedor. Son escasas en momentos de alta movilidad animal, bajan con la manutención y se incrementan con anoxia y por tratamiento con modificadores opuestos al cáncer. Un, aparente universal, nuevo mecanismo estructural subcelular, que tiene gran importancia en la regulación del metabolismo de la energía de la vida, ha sido descubierto. Además, este nuevo sistema estructural parece ser alterado de diferentes formas, en cáncer, varias enfermedades degenerativas y la senilidad".

Comentario

Ha quedado demostrado, con experimentos en roedores, cómo disminuye el número de mitocondrias cuando hay una deficiente nutrición: sin ella, las células pierden energía, no sólo la eléctrica, sino también las energías mecánica y la química. Cuando un organismo, no se nutre debidamente, forzosamente se debilita también la vitalidad de la conducción nerviosa.
Este fenómeno neuro-fisio-patológico, es el mismo que, el que se produce en el organismo humano muy mal alimentado: en tal sentido, las casuísticas mundiales se muestran clara y plenamente coincidentes.
Con este importante y sensacional descubrimiento científico del investigador español, el Profesor Mario Gosálvez, se ha demostrado la poderosa influencia que tienen las mitocondrias, no sólo por el hallazgo de un nuevo mecanismo o sistema estructural subcelular de gran importancia en la regulación del metabolismo de la energía de la vida, sino también, facilitar con ello unos nuevos conceptos, o estudios para poder descubrir de forma definitiva cómo se altera la estructura celular en los casos de cáncer, incluso de otras enfermedades de carácter degenerativo y en senilidad.
Dicho descubrimiento, no cabe la menor duda, tiene mucha más importancia y trascendencia de la que en un principio se pensó. A partir de este gran hallazgo científico, convencido estoy, de que se abrirá un abanico de importantes y transcendentales investigaciones, que hasta hoy, el mecanismo a seguir se mostraba inescrutable.
***

Y finalmente, paso a describir un caso de cáncer primario de corazón.
Como se sabe, no es frecuenta el cáncer en el músculo cardiaco (Doctor, Fernández Amela, Tomás), que fue jefe del Servicio clínico del antiguo Hospital de San Juan de Dios (Jaén). Tuve la oportunidad de presenciar personalmente este excepcional caso clínico, que dice así:

SARCOMA PRIMITIVO DEL CORAZÓN

"Se trata de una enferma que vimos el pasado año en el Hospital Provincial, de 37 años, sin antecedentes familiares de interés. Desde pequeña tenía bronquitis de repetición y (su historia comenzaba sólo 15 días antes), que al acentuarse su proceso bronquial empezó a sentir disnea de esfuerzo marcado, con disnea en reposo y crisis de asma cardial. Notaba palpitaciones -en salvas- al principio, y continúas en los últimos diez días. Desde este tiempo notaba hinchazón de tobillos y sensación de plenitud abdominal.
La exploración clínica daba los siguientes datos: enferma con deficiente nutrición y marcada cianosis de piel y lengua. Signos oculares y reflejos pupilares normales. Lengua saburral. Faringe normal. Latido de la punta palpable en quinto espacio, en línea medio-clavicular. Soplo sistolediastólico en foco pulmonar y soplo diastólico en punta. Arritmia. Abundantes estertores húmedos en bases, con respiración ruda en vértices. Se palpa hígados a tres travesees por bajo del reborde costal, con dudosa palpitación de polo inferior de base. Intenso edema en piernas y tensión arterial numeral de 135/85.
La radioscopia de tórax daba los siguientes datos: corazón de configuración mitral, con gran saliente del segundo arco izquierdo. Con contraste esofágico se apreciaba una moderada dilatación de la aurícula izquierda. Aumento del dibujo bronquial y existencia de un derrame pleural izquierdo que ocupaba aproximadamente la tercera parte del hemotórax. Nos fue imposible hacer radiografía por causas ajenas a nuestra voluntad.
El elctrocardiograma muestra una fibrilación auricular, con bloqueo de rama derecha, tipo Wilson. El hemograma era el siguiente:
Hematíes ............................. 4.250.000
Hemoglobina ........................ 93%
Leucocitos ........................... 9.400
Basófilos ............................. 0
Velocidad de sedimentación ...... 88mm.
Neutrófilos .......................... 82
Eosinófilos .......................... 0
Linfocitos ........................... 13
Monolitos ........................... 5

La enferma estuvo hospitalizada para su observación, estudio y tratamiento, durante cinco días, siendo ineficaz el reposo, régimen-hiposódico, diuréticos mercuriales y extractos musculares, persistiendo la cianosis, ortopnea y edemas. Al quinto día, fallece súbitamente.
Se solicitaron los servicios de Anatomía Patológica para la práctica de la necropsia, y el informe dado por el Doctor Moreno Quesada fuel el siguiente:
Examen Mactoscopico.- Toráx: Líquido seroso en ambas cavidades pleurales en cantidad de 800c.c. pulmones congestivos y edematosos. El saco pericardio está libre; por incisión, sale un líquido seroso en cantidad de 200c.c. corazón grande, con nódulos blanquecinos que sobresalen de la superficie. La aurícula izquierda está ocupada por la prominencia de uno de estos nódulos (de mayor tamaño), sin dejar apenas espacio libre en la cavidad; en la superficie externa del órgano, este nódulo tiene aspecto irregular. Los restantes nódulos están repartidos por todo el parénquina cardíaco, ocupando las paredes exterior, posterior y parte del tabique auriculoventricular. Se aprecia ligero edema generalizado en mediastino, sin nódulos tumorales. El corte del corazón nos muestra gran modificación en la arquitectura del órgano. La aurícula izquierda está casi desaparecida. En el ventrículo derecho también se aprecia una disminución de la cavidad, con presencia de abundantes nódulos. En el ventrículo derecho también se aprecia una disminución de la cavidad, con presencia de abundantes nódulos. En el ventrículo izquierdo resalta la hiprtrofia de los músculos papilares y del tejido muscular, si bien en su centro hay zonas semejantes a las de necrosis o caseosi; los situados en pleno tejido muscular tienen en su centro estriaciones sanguinolentas. En el resto de los órganos no se aprecian alteraciones anatómicas a excepción del bazo que está ligeramente aumentado de tamaño, con predominio del diámetro longitudinal. No se han visto nódulos tumorales en ninguna otra región.
Examen Microscópico.-Fijación en formol al 10%.Cortes por congelación. Coloración con hematoxilina-cosina e impregnación argéntica (Río Hortega). Los cortes examinados presentan una masa celular muy uniforme, con zonas de necrosis isquémica. Las células son redondas y pequeñas, con núcleo muy cromático y protoplasma eosinófilo. En medio de la masa celular hay algunas células mayores, de protoplasma y núcleo claro, semejantes a los hisitocitos. También se encuentran algunas células de núcleo lobulado.
La hipercromatosis y la presencia de algunas mitois atípicas, dentro de la anatomía celular, nos hace establecer el diagnóstico de sarcoma indiferenciado de corazón.
Según la revisión de la bibliografía, la publicación de este caso eleva a 136 el número de los citados en la literatura mundial y primero que se cita en España". (Mayo 1957).
Como hemos visto, el sarcoma pericárdico está libre, la aurícula izquierda está casi desaparecida, que es donde se inició el sarcoma, en el ventrículo derecho aparecen solo numerosos nódulos, en el ventrículo izquierdo resalta la hipertrofia de los músculos papilares y del tejido muscular. La metástasis en los ventrículos solo ha dado tiempo para afectar en forma nodular a los ventrículos, porque la enferma falleció en breve espacio de tiempo. El diafragma no quedó afectado. En las fotos 2 y 3 se aprecia claramente la íntima relación que existe entre los ventrículos cardiacos y las dos porciones tendinosas (centros frénicos) del poderos músculo diafragmático.
Circuito Eléctrico Biológico Cerrado (Nervio Vago)


NERVIO VAGO

Son numerosos los circuitos eléctricos biológicos cerrados que existen en el sistema nervioso parasimpático y en el sistema nervioso central de nuestro organismo. Pero sólo voy a describir al nervio vago (parasimpático), por ser el de mayor extensión y por ofrecernos ciertos conceptos de vital importancia en esta difícil y laboriosa investigación de clínica.
El nervio vago es un nervio mixto; es el que posee el territorio más extenso, puesto que inerva numerosos órganos, incluso vísceras abdominales10. Envía ramas a diversos órganos desde la basa del cráneo a la cavidad abdominal10.
A través de este estudio, veremos como, "todas las partes orgánicas que están inervadas por el nervio vago y de los nervios que de él emergen, están expuestos a padecer de cáncer". Sin embargo, las ramas que tiene su origen en estos últimos nervios son ya portadores de potenciales eléctricos débiles, es decir, de una baja intensidad eléctrica, insuficiente para producir una gran excitación en la membrana celular, que es precisamente donde se inicia todo el proceso tumoral maligno.
Para facilitar más aún su comprensión, he creído conveniente dividirlo en dos circuitos; a) los órganos inervados directamente por el nervio vago y por los nervios que, en él tienen su origen; y b) las ramas que salen de estos últimos nervios.

a) Órganos inervados por el nervio vago y sus ramas directas.
El nervio vago tiene su origen en el bulbo raquídeo (médula oblonga) y que al llegar al mediastino adopta un doble trayecto, derecha e izquierda. Ambos vagos terminan en la parte superior de la cavidad abdominal10.
Las ramas del vago son innumerables y están dispuestas en todos los sentidos, y sobre todo en el trayecto del nervio10; de aquí, que la formación tumoral sea abundante y de carácter maligno, puesto que el nervio vago es parasimpático y por tanto, portador de corriente electromotriz y siempre relacionada con la acetilcolina; como ambos elementos, nervio y hormona, son excitantes, no resulta extraño que cualquier producto desencadenante, tanto de origen externo o interno provoquen una gran excitación en la membrana celular, y el consiguiente aumento de la intensidad electroiónica y del voltaje en la membrana.

b) Órganos inervados por ramas nerviosas que tienen su origen en las anteriores ramas.
Para no extenderme mucho, voy a plantear sólo dos casos; uno, correspondiente a un parte orgánica del aparato respiratorio y otro, al aparato digestivo, o sea, a la tráquea y a la faringe respectivamente.
La tráquea es raro que quede afectada por cáncer, puesto que recibe débiles cargas eléctricas; las ramas que la inervan son amielínicas y proceden del nervio laríngeo recurrente10 que termina en el esófago10; si el nervio laríngeo recurrente terminase directamente en la tráquea sucedería lo mismo que en el esófago, donde la neoplasia es normal su formación.
La faringe está inervada por ramas procedentes del plexo faríngeo10; como las ramas procedentes de plexos nerviosos son normalmente amielínicas, la electricidad que aporta a los órganos que inervan es muy débil, por lo que se hace muy difícil que se produzcan grandes excitaciones en sus respectivas células.
Estos dos casos, los he mencionado conjuntamente por su especiales características y por el lugar que ocupan en nuestro organismo.

Son numerosos los textos que he consultado, y en ninguno de ellos se hace mención de la aparición de cáncer en dichos órganos, entres los que destaco a los siguientes; "Cáncer y medio ambiente", (González Barón, Manuel); en la página 165 hace una brillante exposición de los efectos del tabaco en numerosas partes del cuerpo, y en la que no se mencionan a la tráquea ni a la faringe. La semiquinona, que es el radical libre que tiene el tabaco y que es el más excitante de todos los productos tóxicos que entran en el cuerpo procedente del exterior, no afecta a la tráquea ni a la faringe.
El"Comité de Expertos de la OMS en la lucha Antitábica", tampoco hace referencia a ambas partes orgánicas, reforzando con ello el criterio que nos manifiesta el Profesor, Doctor Manuel González Barón.
Los autores, "Francisco López Lara- Martín y Colaboradores" en el libro, titulado "Oncología Clínica" no hacen referencia de cáncer en la tráquea y faringe entre numerosos órganos afectados por los temibles efectos cancerígenos que contiene el tabaco.
El Profesor, Miguel Ortuño Ortiz, "Física para Biología, Medicina, Veterinaria y Farmacia" y el Investigador, Ernst Bäumler "Cáncer-Resumen de los Investigadores Internacionales" tampoco han observado cáncer en ninguna de las partes orgánicas que se mencionan en el "Cuadro Sinóptico Oncológico" que se expone en este estudio.
Estas casuísticas, observadas en la clínica, refuerzan nuestro criterio.
Es difícil resumir todas las funciones en las que intervine el nervio vago (parasimpático), puesto que son numerosos los órganos que inervan en su amplio recorrido en todo el sistema vegetativo. Pero aquí sólo me voy a limitar a mencionar su relación con la tráquea y la faringe, por recibir ambos órganos inervación a través de ramas comunicantes (anastomosis) que tienen su origen en un mismo nervio, el nervio recurrente (ver fig.4); este nervio termina en el esófago, por cuya causa este órgano está predispuesto a padecer de neoplasia. Sin embargo, la tráquea y la faringe, al ser inervados por ramas que emergen del nervio recurrente (ver fig.4) es raro que se produzca un neoplasma, puesto que al recibir una inervación indirecta del nervio vago (ver fig.4), la intensidad eléctrica que fluye en estas ramas secundarias y amielínicas es muy débil.
La tráquea y la faringe también están inervadas por neuronas posgangliones procedentes del ganglio celíaco; estas neuronas son amielínicas, que tienen una acción reguladora y actúan junto a la noradrenalina (vasomotor), por lo cual no pueden provocar acción excitante sobre las células que inervan.
Así pues, todos los órganos del sistema vegetativo que son inervados directamente por nervios del parasimpático y de los nervios que en ellos tienen su origen, pueden padecer cáncer. El caso que acabo de describir sobre el nervio vago y el nervio recurrente, es suficientemente clarificante.

Conclusión: La neroanatomía, la fisiología y las epidemiologías son coincidentes en todos los órganos citados anteriormente en el "Cuadro Sinóptico Oncológico", en los que es raro o rarísimo que se produzca CÁNCER.


Leucemias y Linfomas


Todos los tipos de cáncer, sin excepción, están sometidos a la actividad de un circuito eléctrico biológico curado. Como es imposible describirlos uno por uno todos los tumores por su número excesivo, voy a concluir con la mención especial de las leucemias y los linfomas.

LEUCEMIAS

Desde el punto de vista eléctrico, el líquido cefalorraquídeo que se encuentra en el espacio subaracnoideo forma parte importante dentro del amplio número de circuitos eléctricos biológicos que existen en el cuerpo humano. Expongo la influencia que pudiera tener la patología de sus propiedades físicas y químicas, que a continuación describo.
De las propiedades físicas, sería interesante conocer su tensión (en dinas) que, normalmente es de 7,15 a 7,53 a 20ºC y su conductibilidad eléctrica; su nivel normal es de, 0,01549 a 0,014251.
De su composición química, considero interesante conocer el contenido de potasio (K+), sodio (Na+), calcio (Ca++ ) y magnesio (Mg++), que precisamente constituyen el índice (cociente) de LOEB1. Su desequilibrio podría producir un aumento de excitabilidad raquídea que daría lugar a una hipertensión del líquido cefalorraquídeo. Si esto sucediese, no sería extraño que los efectos excitantes lo sufrieran también las células que ocupan el espacio comprendido entre el origen de las raíces medulares y los agujeros de conjunción.
Los niveles normales de los componentes químicos del cociente de Loeb, son los siguientes; Potasio, 11,0-13,0; Sodio, 290-380; Calcio4,5-6,5 y el Magnesio, 3,0-4,0.
He hecho esta breve referencia neuroanatómica porque precisamente suelen producirse diversos tipo de carcinomas en dichas partes medulares; en cualquier lugar del organismo puede producirse un desequilibrio iónico y también entre los componentes químicos que forman el cociente (índice) de Loeb y excitar los canales iónicos de las células del espacio donde tienen su origen las raíces medulares. Este desequilibrio puede fácilmente producir una hiperexcitación celular que daría lugar a un aumento excesivo del voltaje celular y la consiguiente hipertensión eléctrica, que, como se sabe, puede producir los peligrosos efectos de acción cancerígena ya conocidos.
El líquido cefalorraquídeo nace en los plexos coroideos11,16; estos, deben tenerse en consideración en la inervación oncológica, puesto que se ha demostrado que, "su extirpación disminuye notablemente la producción del referido líquido1, y por lo tanto disminuye también su tensión11,16."
La tensión del l.c.r (cefalorraquídeo) puede excitar las células de las raíces medulares y producir un peligroso aumento de la corriente electromotriz y provocar la leucemia.
LINFOMAS

Entre los linfomas, sólo describiré el linfoma de HODGKIN por ser el más frecuente y más conocido de todos los linfomas. Hasta hoy, el origen de las células de Reed-Sternberg (RS) es desconocido11. Los linfocitos (son leucocitos mononucleares)11 son producidos por el tejido linfoide tiene las dos cargas eléctricas; la positiva (+) y la negativa (-) y por lo tanto, están expuestos a ser frecuentemente excitados y producirse la malignidad celular.
Todos los productos son llevados por la linfa a los ganglios linfáticos11, que es donde se procesa y se manifiesta la enfermedad de Hodykin. Como en todos los tipos de cáncer se produce una hiperexcitación celular constante y duradera. El proceso a seguir es similar al que se realiza en el resto de todos los tipos de cáncer; aumento del voltaje en el soma (cuerpo) celular, hipertensión eléctrica, radiolisis, etc.
Conclusión: Si los linfocitos tuviesen una sola carga eléctrica, no se produciría la enfermedad de Hodgkin, ni ningún tipo de linfoma. La prueba la tenemos en el hematíe maduro (enfermedad de D' Guglielmo) y en el trombocito (plaqueta) que sólo tiene una carga eléctrica; el hematíe es electronegativo (-) y el trombocito es electropositivo (+).

COMENTARIO

Son muchas las dificultades que tiene que salvar todo investigador científico para conseguir el fin propuesto. En esta situación me vengo desenvolviendo durante 50 años. Actualmente me siento firme y muy convencido de haber conseguido alcanzar un éxito sin precedentes en las historia sobre la investigación de todos los tipos de cáncer.
Sobre lo que anteriormente ha quedado expuesto, voy a finalizar este trabajo de investigación con unos nuevos conceptos aleatorios, para que no exista la menor duda de cuanto aquí expongo con las siguientes pruebas.

PRUEBA DE LABORATORIO

No son pocos los experimentos que se han efectuado en distintos países con tejidos de cultivo; en uno de ellos no existía tejido nervioso y en otro si. A ambos tejidos se le añadieron tejidos con células malignas. Sólo apareció cáncer en el tejido que contenía nervios colinérgicos; todos estos nervios son mielínicos y por tanto contienen proteínas que pueden transformarse en bacterias; las proteínas bacterianas encontraban un campo abonado y propicio para su subsistencia y proliferación. En cambio, en la siembra donde no había inervación colinérgica, el cáncer no se formó.
En tal sentido, debo recordar que, todos los nervios colinérgicos están envueltos de una capa mielínica; en este caso se encuentran los nervios parasimpáticos y los nervios del sistema nervioso centra (S.N.C.).
El problema de esta investigación, es, que aún no se ha detectado la supuesta bacteria proteínica causante del cáncer.

PRUEBA DE CLÍNICA

Creo, (si no estoy en un error) que soy el pionero en esta prueba de clínica. Demuestro, que "los nervios adrenérgicos, especialmente las neuronas posganglionares, que inervan diversas partes orgánicas y los nervios que tienen su origen en plexos nerviosos arteriales no producen normalmente el cáncer".
Lo mismo sucede en las partes del organismo donde solo hay una carga eléctrica (ver cuadro sinóptico Oncológico).
Con estas dos pruebas se demuestra, que, la intensidad eléctrica que fluye a través de los nervios parasimpáticos y por el S.N.C. pueden producir cáncer. En estos dos sistemas se pueden producir, por una hiperexcitación celular, grandes intensidades eléctricas, radiaciones ionizantes, radiolisis, radicales libres y gran calor celular, que dan lugar a la ruptura de las normales propiedades fisiológicas y químicas de las que están dotadas las células de todos los tejidos de nuestro cuerpo.
Esta hipótesis que propugno, ha tenido como aliada a la imaginación; una imaginación basada en la lógica y en el sentido común; la lógica está fundamentada en hechos reales y fuera de toda duda. Veamos el porqué; la proteína bacteriana no aparece en los nervios adrenérgicos debido a que estos nervios carecen de mielina, que es la que contiene aminoácidos y proteínas, entre otros componentes. Y si no hay proteínas es imposible que aparezca dicha bacteria proteica. Por ello, es de sentido común que la prueba de cultivo del tejido sin inervación colinérgica, la bacteria moriría por no poder nutrirse de proteínas.
Así pues, "la investigación en el laboratorio es imprescindible para confirmar positiva o negativamente dicha hipótesis".
Debo añadir, y con esto finalizo, que es normal que se produzca también una proteína bacteriana en otras zonas del organismo; por ejemplo, en el ALZHEIMER; en esta criminal enfermedad aparece en el cerebro trozos de nervios colinérgicos aislados y queratina, que es secretada por las células gliales. Estas células no existen en las neuronas posganglionares ni en los nervios que emergen de plexos nerviosos. (Ver "Cuadro Sinóptico Oncológico y en la página web www.canceryalzheimer.com).
En el caso de que no se detesten proteínas bacterianas de tejidos tumorales, habría que pensar y creer firmemente que la causa de todos los tipos de cáncer, es la que anteriormente se ha descrito en el "Cuadro Sinóptico Oncológico".
Tratamiento


AXIOMA ONCOLÓGICO

"Toda parte orgánica que esté inervada por el sistema nervioso central y por el sistema parasimpático, está expuesta a padecer de cáncer. En cambio, todo órgano que sólo está inervado por neuronas posganglionares del simpático y por finos nervios que tienen su origen en los plexos nerviosos arteriales, normalmente, no pueden padecer de cáncer". (Ver pág.13)

Tratamiento1,2

Ateniéndome a la teoría electroquímica que aquí se ha expuesto, el tratamiento que me atrevo a sugerir, está basado en los catorce siguientes puntos:

1.- Conocer en primer lugar, si es posible, el factor desencadenante, que puede ser de origen interno o externo.
2.- Luchar contra la causa inicial del cáncer; la hiperexcitabilidad celular y el consiguiente aumento de voltaje celular.
3.- Disminuir la hipertensión eléctrica; cuando la corriente electroiónica es intensa y alcanza los 15 eV aproximadamente, se producen las peligrosísimas radiaciones ionizantes, causantes de la ruptura de la estructura celular y de las propiedades estructurales, fisiológicas y químicas propias de la célula correspondiente al circuito eléctrico biológico cerrado afectado.
4.- Si se consigue restablecer el nivel normal de voltaje de los canales iónicos mediante el uso de remedios antiexcitantes y reguladores bioeléctricos, la intensidad eléctrica disminuye. El circuito eléctrico recupera su nivel normal o más bajo aún.
5.- Tratamiento con productos antiexcitantes y de hipotensores eléctricos (con bromuro sódico al 20% por ejemplo); se hace imprescindible la supresión circunstancial de la ingesta de grasas y de proteínas, para así disminuir las cargas eléctricas negativas (electrones) que abundan excesivamente en la membrana del cuerpo celular.
6.- Disminuyendo los electrones, (cargas eléctricas negativas), las cargas eléctricas positivas no pueden aumentar el potencial eléctrico. Como las cargas eléctricas positivas atraen a las negativas, los potenciales de acción (eléctricos) disminuyen.
7.- Este tratamiento descrito para combatir la causa inicial del cáncer, debe ser aplicado, imprescindiblemente, junto a la quimioterapia prescrita por el oncólogo, y la radioterapia a pequeñas dosis para destruir las células malignas sin dañar a las células sanas. La recuperación funcional del tejido celular es más viable y eficaz.
8.- Para que estas indicaciones o recomendaciones sean más efectivas hay que mostrarse constantemente optimista, evitar el estrés, que hace aumentar la tensión nerviosa. Este proceder lo practiqué yo mismo, que, junto al rechazo de ingerir proteínas, grasas y excitantes, traté de conseguir disminuir la excitación de los canales iónicos que están insertados en la membrana celular. Creo que lo conseguí.1,2
9.- El exceso de intensidad electromagnética que existe en el circuito eléctrico biológico cerrado puede ser combatido también con mecanismos electromagnéticos aplicados exteriormente en la misma zona en la que se ha producido el tumor primario.1,2
10.- Se debe conseguir un equilibrio electroiónico; el número de cationes (cargas positivas) debe ser siempre igual al de los electrones (cargas negativas). En el cáncer, hay predominio de electrones sobre los cationes.
11.- Simultanear o continuar, uno tras otro, (los mismos días), el tratamiento de radioterapia (ver punto 7) y de prototerapia, es decir, un mes de tratamiento; la quimioterapia, simultáneamente durante el mismo espacio de tiempo, o al final del mismo, según criterio del Oncólogo. Es importantísimo, imprescindible, la aplicación de la terapia con protones. Aquí, en este estudio, ha quedado suficientemente claro, el porqué se necesita esta asociación con la radioterapia.
12.- Para que estas radiaciones adquieran el máximo rendimiento, es muy necesario reducir el grado de hiperexcitación celular, origen inicial de todo proceso tumoral. Sólo conozco un producto que sea eficaz; el bromuro sódico al 20%.
13.- Suprimir durante el tratamiento la ingestión de alimentos ricos en grasas y proteínas. Esto hace aumentar la eficacia de la terapia con protones.
14.- La práctica de la cirugía, según mi personal criterio, debe ser practicada como último recurso.1,2
Este es, según mi criterio, un tratamiento completo.

Conclusión final.- Si todas las células del organismo, tanto de los tejidos sólidos como de las vías sanguínea y linfática fuesen inervadas por neuronas adrenégicas y amielínicas y por nervios que tengan origen en plexos nerviosos arteriales, el CÁNCER se produciría muy raramente.

Sugiero pues, se tenga muy en consideración la patología electroiónica del sistema nervioso parasimpático, del sistema nervioso central y de las células sanguíneas y linfáticas. (Ver página,13-"Cuadro Sinóptico Oncológico").
***
Especial notificación: Es muy posible, que, después de mi muerte se reconozca que estaba en el camino de la verdad. Para mi, sería muy triste, aún reconociendo que no sería el primer caso en el mundo científico.


Bibliografía


1. GARCÍA FÉRRIZ, Pedro: Estudio Clínico de la verdadera patología electrobioquímica del CÁNCER: www.canceryalzheimer.com.
2. GARCÍA FÉRRIZ, Pedro: Neoplasia del Recto. Mi propio caso clínico; www.canceryalzheimer.com.
3. KANDEL, E.; JESSELL, TH. M. & SCHWARTZ, J. (1999): Neurociencia y Conducta, J. Stummpf, Madrid, 2ª ed., pp. 37, 41,47, 62, 72-73, 114, 117, 123-128,133-140,144-146,149,153,161,176,186,187,197,213,235,312;191-207.
4. GARCÍA FÉRRIZ, P: Carcinoma rectal. Cómo se ha curado. www.canceryalzheimer.com.
5. ENCICLOPEDIA TEMÁTICA LAROUSSE (1980); pp.1874,1922,1923,1943.
6. GONZÁLES BARÓN, Manuel (1998): Oncología Clínica. Edit.Mono Comp 2º ed.; pp.16,283,370.
7. GARCÍA FÉRRIZ, P: Metástasis y Curación Espontánea del Cáncer: www.canceryalzheimer.com.
8. GARCÍA FÉRRIZ, P: Cáncer, Esclerosis Múltiple y Alzheimer, pp. 177-179, 183,185,282.
9. GONZÁLES BARÓN, M y CASADO SAENZ, .E (1998): Cáncer y Medio Ambiente,
pp. 20,35,37,38,41,93-99.

10. LATARJET-RUIZ LIARD (1999): Anatomía Humana, t.1°, Editorial Médica Panamericana, 3ª ed., pp. 124,154,199,276,277,295,319,320,375,390,396,410,434,435,436,1412,14151552,1555.
11. ORTUÑOORTIN, Miguel (1996): Física para Biología, Medicina, Veterinaria y Farmacia; edit. Hurope- 1ª ed., pp. 331,400,401,409.
12. SORDI PALLARÉS, Demetrio (1995): Magnetoterapia y Cáncer. 2º ed.México; pp. 111,141,175,184,186,188,189,198,199.
13. RHOADES, R.A.; TAMMER, G.A. (1996): Fisiología Médica; Masson, pp. 557,558.
14. POCOCK, G.- RICHARDS, C.D. (2005): Fisiología Humana. La Base de la Medicina; Masson, 2º ed., pp. 442,443.
15. DICCIONARIO CIENCIAS MÉDICAS.
16. MORROS SARDÁ, José: Elementos de Fisiología; 8º edi., pp. 413,1220,1221.
17. LINDA S. COSTANZO (1999): Fisiología, Edit.McGraw.Hill Interamericana, México; pp.46,49.
18. LOPEZ-LARA MARTÍN, Francisco - GONZÁLEZ SAN SEGUNDO, Carmen - SANTOS MIRANDA, Juan Antonio - SANZ RUBIALES, Álvaro. "Manual de Oncología Clínica"; (1.999). Secretariado de Publicaciones e Intercambios Científicos, ed.III. Serie 616-006 (035). Valladolid; pp. 14,301,302,303,307,354,355.