CÁNCER. ETIOPATOGENIA. NUEVO Y ORIGINAL TRATAMIENTO. NUEVAS APORTACIONES

CÁNCER. ETIOPATOGENIA. NUEVO Y ORIGINAL TRATAMIENTO. NUEVAS APORTACIONES

 

CÁNCER. ETIOPATOGENIA. NUEVO Y ORIGINAL TRATAMIENTO

Nuevas Aportaciones.

Noviembre, Año 2016.

Pedro García Férriz.

APORTACIÓN PREVIA

El cáncer y el Alzheimer nunca podrán producirse conjuntamente si la enfermedad del Alzheimer aparece en primer lugar. En cambio, si se produce primero el cáncer es lógico que sea coincidente con la posterior aparición del Alzheimer, puesto que ambas enfermedades, dependientes de la patología nerviosa, son producidas por una misma causa, o sea, por una constante hierexcitabilidad celular, voltaje celular elevado y alta intensidad eléctrica. Pero, en este caso concreto, al aparecer el Alzheimer se produciría en breve espacio de tiempo la curación espontánea del cáncer. Más adelante se aporta más información.

Por tanto, en todos los enfermos con Alzheimer, es imposible que se produzca una intensidad electroiónica que alcance los 15 electrónvoltios (eV) aproximadamente, radiaciones ionizantes y radiolisis, que son los principales causantes de la ruptura de la estructura celular y de la producción oncogénica.

Con lo expuesto, se demuestra la poderosa y decisiva influencia que ejerce nuestro sistema nervioso (la electricidad) en nuestro cuerpo para la producción del cáncer, Alzheimer y otras enfermedades, como el Parkinson y la esclerosis múltiple. Pero aquí, sólo voy a exponer los dos primeros: el cáncer y Alzheimer.



PRIOR CONTRIBUTION


Cancer and Alzheimer's can never occur together if Alzheimer's disease appears first. But if by constant cell hierexcitabilidad, cell voltage occurs first cancer is logical that is coincident with the later onset of Alzheimer's, since both diseases, dependent on nerve pathology, are produced by the same cause, that is, high intensity and high power. But in this case, apparently the Alzheimer would occur in a short space of time spontaneous healing of cancer. Later more information is provided.Thus, in all patients with Alzheimer's, it is impossible for a electroiónica intensity reaches 15 electron volts (eV) about ionizing radiation and radiolysis, which are the main cause of the breakdown of cell structure and oncogenic production occurs.With the foregoing, the powerful and decisive influence our (electricity) nervous system in our body to produce cancer, Alzheimer's and other diseases such as Parkinson's and multiple sclerosis is demonstrated. But here, I'll just explain the first two: cancer and Alzheimer's.

AGRADECIMIENTOS

 

Mucho se agradece al Profesor Doctor Bartolomé Ribas Ozonas, ex jefe del Área de Toxicología del Instituto de Salud Carlos III de Majadahonda (Madrid), por su valiosísima colaboración y aportación científica de Laboratorio.

Al profesor Doctor Manuel González Barón, ex jefe de los Servicios de Oncología de la Clínica la Paz (Madrid) por sus sabios consejos y por obsequiarme y dedicarme un interesante y valioso libro sobre Oncología Clínica.

También le estoy muy agradecido a las Doctoras Valmizán Vallador, M.C., Contreras Porta, M.P., Alcánzar Roulet, M.P. y al profesor Rodríguez Rodríguez, L.P., por su valiosa colaboración al proporcionarme muy importantes datos clínicos de los enfermos del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Y finalmente, al Profesor, Doctor Mario Gosálvez Gosálvez y a su esposa la Dra. María Flor Blanco, por aconsejarme y proporcionarme valiosos trabajos de laboratorio, especialmente sobre las mitocondrias y su relación con los organismos desnutridos y el cáncer.

A todos ellos les reitero mis más sincera y emocionada gratitud.

 

 

 

A mis múltiples, siempre inevitables, errores.

 

 


INDICE GENERAL

Resumen. 

Summary.

Cáncer.  Por qué y cómo se produce.

El Nervio Vago. Formación Neoplásica.

Neoplasia del Recto. Mi propio caso clínico.

Circuito conductor de agua.

Pruebas de Clínica.

Pruebas de Laboratorio.

Prueba de origen interno.

Prueba de origen externo.

Organismos desnutridos.

Teoría Electrobioquímica.

Glosario del sistema electroquímico en oncología.

Cuadro Sinóptico Oncológico.

Sarcoma del corazón. Cómo se produce.

Conclusión final.

Final Conclusion.         

Nuevo y  original tratamiento.

Figuras

Bibliografía                    

 

RESUMEN

 Siempre se ha dicho, que, un trabajo científico por muy complicado que sea, puede y debe explicarse con la máxima sencillez, para su mayor y más fácil comprensión.

Así pues, ¿cómo explicar y demostrar el mecanismo de todos los procesos tumorales? Aquí, en este trabajo, trato demostrar cómo actúan todos los circuitos eléctricos biológicos de nuestro cuerpo, eligiendo precisamente el nervio más extenso y el que inerva un mayor número de órganos; me refiero, como es lógico, al nervio vago (neumogástrico)1.

Valiéndome de las figuras, nº 2 y 2a y la simple descripción que hago sobre la actividad del nervio neumogástrico (vago), del nervio recurrente (que en él tiene su origen) y de las dos ramas que emergen del nervio recurrente, se observará y comprobará cómo estas dos finas ramas nerviosas difícilmente pueden producir una peligrosa excitación celular en los órganos que inervan, o sea, en la tráquea y en la faringe. En cambio, el nervio vago y el nervio recurrente, pueden provocar una persistente hiperexcitabilidad celular, (por ser portadores de mayores intensidades eléctricas) y producir procesos tumorales, que, en este caso concreto afectan al esófago, estómago, hígado, páncreas, riñones y al intestino, como más adelante se verá, y se demostrará, que, “todos los tipos de cáncer son producidos por una patología electroiónica”, que aquí se describe, por lo que nos encontramos con su denominador común, es decir, con la Teoría electrobioquímica.

Y, aplicando el “nuevo y original tratamiento” que aquí se expone, se comprobará su gran eficacia en todo tipo de cáncer, incluso en fase de metástasis.

Palabras Clave: Hiperexcitación celular, voltaje celular, hipertensión eléctrica, radiaciones ionizantes, radiolisis, Cáncer.

 

SUMMARY

It has always been said that a scientific work that is very complicated, and can be explained with the utmost simplicity, for more and more difficult to understand.

So, how to explain and demonstrate the mechanism of tumor processes all? Here, in this work, I try to show how they work all biological circuits of the body, choosing precisely the largest nerve and that conversely a greater number of bodies; I mean, logically, the vagus nerve (vagus) 1.

Looking figures, No. 2 and 2a and simple description I do on the activity of the vagus nerve (vagus), recurrent nerve (which it originates) and the two branches that emerge from the recurrent nerve is observed and you will see how these two fine nerve branches can hardly produce a dangerous cell excitation supplying organs, that is, into the trachea and pharynx. Instead, the vagus nerve and the recurrent nerve can cause a persistent cell hyperexcitability, (being carriers of higher electric currents) and produce tumor processes, which in this case affects esophagus, the stomach, liver, pancreas, kidneys and intestines as it will be seen later, and will be demonstrated, that " all cancers are caused by a pathology electroiónica", so we find the common denominator , that is , on the theory ELECTROBIOQUIMICA.

And he applied the "new and original treatment" presented here, its great effectiveness will be tested in all types of cancer, including metastatic phase.

Keywords: Hyperarousal cell , cell voltage, electrical hypertension, ionizing radiation, radiolysis, Cancer.

 

CÁNCER. POR QUÉ Y CÓMO SE PRODUCE EL CÁNCER

En este estudio trato de demostrar la decisiva influencia que ejerce el sistema nervioso central parasimpático y la acetilcolina en numerosas partes de nuestro cuerpo para que puedan producirse procesos oncológicos. De tal modo, y puede afirmarse sin la menor duda, de que, toda parte orgánica que esté inervada por el parasimpático, (colinérgico y mielínico) puede padecer de cáncer, incluso en el feto, que también está inervado por dicho sistema a través de la inervación interna y ovárica. En el epitelio placentario puede producirse una neoplasia epitelial maligna, denominada coriocarcinoma.

Por el contrario, los órganos que estén inervados sólo por el simpático, salvo muy rara patología, no pueden padecer de cáncer debido a que, los nervios de dicho sistema son todos vasopresores y amielínicos; no ejercen acción excitante sobre las partes orgánicas que inervan.

Ahora bien, en todo el organismo puede producirse un proceso tumoral por agentes externos, como las radiaciones gamma, la radiactividad, a las personas que viven cerca de tendidos eléctricos de alta tensión, etc., por ser cancerígenos de acción directa y dura que penetran profundamente en los tejidos sin influencia neuronal.

Y lo inicio con el nervio vago.

 

El Nervio Vago. Formación neoplásica

Voy a tratar de demostrar y convencer sobre la vital importancia que asume nuestra propia electricidad en la formación de todo tipo de cáncer. Y para ello, vuelvo a valerme del nervio vago.

El nervio vago, que, por su diámetro, (de 12 a 20µµm2) y una velocidad (intensidad) de conducción de 70 a 120m/seg.2 su extensión y sus ramificaciones, nos proporciona una curiosa diversidad de efectos en su punto inicial y en sus respectivos puntos terminales, que a continuación expongo.

El nervio vago, tiene su origen en el bulbo raquídeo  del que toma la corriente electroiónica (Fig.1); al pasar el mediastino se divide en dos ramas, derecha e izquierda;  (Fig.1) ambos vagos, terminan en la cavidad abdominal1. A la tráquea y a la faringe, las inervan ramas que emergen del nervio recurrente1; dichas ramas son amielínicas1 y de un diámetro comprendido entre 0,1 a 1,5µµm2 y una velocidad de conducción de 0,5 a 2m/seg2.

El nervio recurrente, es mielínico1, tiene de 12 a 15µµm de diámetro2 y una velocidad de conducción de 70 a 90m/seg2;  tiene su origen en el vago1 y termina en el esófago1; y por tener dicha velocidad aumentada por hiperexcitabilidad celular, puede producir el cáncer en el esófago, como así sucede. En cambio, aquí vemos la diferencia; la tráquea y la faringe están inervadas por finas ramas que tienen su origen en el nervio recurrente1 (Fig.2); estas dos ramas secundarias (indirectas) del neumogástrico, son normalmente amienílicas, con un diámetro que oscila entre 0,1 a 1,5µµm2 con una velocidad de conducción de 0,5 a 2m/seg.2. Con estos datos, es comprensible que la tráquea y la faringe ofrezcan serias dificultades para padecer el cáncer, especialmente por fluir por dichas ramas una débil intensidad eléctrica de forma constante.

El nervio vago izquierdo termina en el asa izquierda del intestino grueso1; de este nervio emergen dos ramas que terminan en el páncreas y en los riñones1;  estos dos órganos, también son muy propensos a padecer de procesos tumorales, por causas similares a las que acontecen en el hígado y en el estómago.

La intensidad eléctrica que fluye por ambos vagos, es siempre la misma. La diferencia  que pudiera producirse entre el hígado y el estómago, por una parte, y el páncreas y riñones por otra, estriba, en que se produzcan los efectos tóxicos- excitantes en cualquiera de dichas partes orgánicas.

Así pues, “todas las partes orgánicas que estén inervadas por el sistema nervioso del parasimpático, craneal y pelviano, por los nervios sensoriales y por el sistema nervioso central, están predispuestas a padecer de cáncer. “Todos sus nervios son colinérgicos y mielínicos, por los que fluyen intensidades eléctricas muy superiores a las de los nervios adrenérgicos y amielínicos que corresponden, principalmente, a las neuronas posganglionares del simpático6.

A continuación, voy a exponer un caso clínico, pero ahora, correspondiente al sistema nervioso sacro (pelviano).

 

 

Neoplasia de recto. Mi propio caso clínico.

En el año 2.010 se me presentó un avanzado cáncer de recto de 12 centímetros de longitud, es decir, todo el recto medio; sólo tenía sano, 6 centímetros. A pesar de ello, me negué a ser intervenido quirúrgicamente4: tenía que demostrarme a mi mismo que mis estudios científicos de clínica tenían una buena carga de puntos positivos.

Fuí tratado durante 25 días con quimioterapia y dosis débiles de radioterapia4.  Me negué a comer alimentos que contenían grasas y proteínas; “así reduciría la presencia de cargas eléctricas negativas (electrones), con lo cual restaba fuerza de la atracción que ejercían mis propias cargas positivas3 (cationes)”, especialmente el sodio (sal). La física nos dice, que, “una eliminación de electrones, (cargas eléctricas negativas), sirve para vencer el potencial de atracción ejercida por las cargas positivas3. Es decir, que, al no ingerir durante el tratamiento, grasas ni proteínas, la intensidad eléctrica que llegaba al recto descendió de forma rápida y eficaz. Pero, simultáneamente a este tratamiento alimentario, decidí aplicarme en la fosa ilíaca derecha un electroimán4,  día y noche, puesto que nuestra propia corriente electromagnética actúa de forma constante durante las veinticuatro horas del día. No quería dejar la electricidad con libertad de acción. Nadie puede poner en duda, “que, una masa magnética situada en la proximidad de una corriente está sometida a una fuerza3; la principal acción y la reacción implica que la masa magnética ejerza a su vez en la corriente otra fuerza igual o de signo contrario3. Los campos magnéticos deben, por consiguiente, actuar sobre las corrientes3.

Parece ser, que ambas fuerzas electromagnéticas ejercieron acciones reciprocas. En tal sentido, debo manifestar un curioso y sorprendente fenómeno; “finalizando ya mi tratamiento, es decir a los 20 días, noté a nivel de la fosa ilíaca derecha (estando aplicando el electroimán) una sensación de brusca atracción4, de “algo” que era atraído por el electroimán, y no volví a usarlo más. Y, aún me sigo preguntando, qué sería ese “algo”. Supongo, que, “el imán ejercería una mayor fuerza de atracción sobre la corriente electromagnética que fluía en dicha zona de mi cuerpo”.

Lo cierto es, que, a los 25 días, una vez terminado el tratamiento médico, se me hizo una resonancia magnética, cuyo resultado fue, la erradicación total de mi neoplasia rectal4.

Lo que sucedió en mi propio caso clínico me empuja a efectuar las siguientes interrogaciones; 1ª ¿conseguí con el uso del electroimán reducir la intensidad (velocidad) eléctrica, y con ello aumentar la eficacia de la quimioterapia? Creo que si. Pero aún no estoy seguro. 2ª interrogante; ¿en qué consistió la atracción que efectuó el electroimán en la zona de la fosa ilíaca derecha? Creo que fue debido al poder de atracción del imán (asociado a la corriente eléctrica), sobre la corriente electromagnética que fluía hacia el recto. Y 3ª pregunta; ¿me hubiese curado también comiendo de todo y sin aplicación del electroimán? Creo que no;  pero tengo también mis dudas. De lo que sí estoy seguro, es, que, “lo que hice no me perjudicó y que me curé totalmente antes de los 25 días”. Ya han transcurrido 6 años de mi curación, encontrándome actualmente muy bien y con una salud envidiable. Tengo 90 años.

Para facilitar una mayor comprensión sobre la fisiopatología de nuestra corriente electroiónica de un determinado circuito eléctrico de nuestro organismo, considero, que, “el mejor sistema experimental, es, comparar nuestra conducción eléctrica con los conductores de agua”,  que a continuación se expone.

 

 

CIRCUITO CONDUCTOR DE AGUA

En la (Fig.2a) aparece un depósito de agua, que representa al bulbo raquídeo (Fig.2); la tubería conectada al depósito de agua (Fig.2a) la comparo con el nervio vago (Fig.2), que tiene su origen en el bulbo raquídeo, que es precisamente el que aporta la corriente al nervio neumogástrico (vago); la tubería tiene conexión con otra tubería, la equivalente al nervio recurrente; pero esta tubería está conectada durante su trayecto con otras dos tuberías (Fig.2a) equivalentes a las dos ramas que tienen su origen en el nervio recurrente (Fig.2); estas dos finas tuberías (Fig.2a) tienen una velocidad de conducción muy inferior a las de la tubería donde tienen la toma de agua (Fig.2a); lo mismo sucede con las dos ramas que emergen del nervio recurrente.

Estos dos sistemas de conducción (nuestro circuito eléctrico biológico correspondiente al nervio vago y el circuito de conductores de agua) se rigen por una misma ley3.

Este proceso de semejanza conductora que acabo de exponer, nos demuestra como funcionan todos los circuitos biológicos de nuestro cuerpo.

Sinceramente, sería para mí una sorpresa que me echasen por tierra la “teoría bioléctrica” que vengo propugnando desde hace más de cincuenta años; aún nadie me lo ha rebatido. Defiendo dicha teoría, por ser nuestra propia electricidad el denominador común de todos los procesos tumorales al estar siempre presente en todos ellos. Y, además, nuestra corriente electroiónica, es, el mayor excitante que tenemos en nuestro organismo, y que, por sí sola, puede producir un cáncer”.

Por lo tanto, en las partes orgánicas que no tienen las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-), nunca padecerán de cáncer, salvo cuando es producido por radiaciones gamma, por radiactividad, explosiones nucleares, etc., al ser cancerígenos de acción directa y dura, que penetran profundamente en los tejidos4.

 

Pruebas de Clínica.

1.- Desaparición de todo tipo de hiperqueratosis del pie y el melanoma interdigital maligno,  al quedar suprimida la corriente electromotriz del sistema nervioso central (S.N.C.).

2.- Curación espontánea del cáncer de pulmón al quedar muy reducida la intensidad eléctrica del circuito electrónico biológico correspondiente al parasimpático craneal.

3.- Aparición de hiperqueratosis  en enfermos inválidos por espasticidad en sus extremidades inferiores y de melanoma interdigital. Su electricidad está intacta.

4.- Cuando nuestros conductores eléctricos (nervios motores) superan los 15 electronvoltios (eV), se queman, se funden; aparece abundante glía y fibras nuronales en el cerebro de los afectados del Alzheimer y en todos los tejidos sólidos con cáncer.

5.- Cáncer de recto medio  de 12 centímetros de longitud. Mi propio caso clínico. Me curé en menos de 25 días.

6.- Rara aparición de cáncer en el intestino delgado, especialmente en el yeyuno e íleon, por estar inervado por el simpático (nervios adrenérgicos) y por finos nervios procedentes de los plexos de la arteria mesentérica superior.

7.- Rara aparición del cáncer en la tráquea y faringe por inervación de finas ramas aminielínicas que tienen su origen en el nervio recurrente.

8.- Rara aparición de cáncer en las aurículas cardíacas y nunca en los ventrículos del corazón. En las aurículas, por estar inervadas por finos nervios que tienen su origen en el plexo subaórtico, que terminan en la parte posterior de la aurícula derecha. Prácticamente imposible en los ventrículos que están inervados exteriormente por finos nervios amielínicos que tienen su origen en la arteria pericardiofrénica.

9.- Rarísimo el cáncer en el diafragma. Está inervado por nervios de los plexos de la arteria pericardiofrénica. No conozco ningún caso clínico.

10.- Trombocito (plaqueta). Sólo tiene carga eléctrica positiva (+). No conozco ni un solo caso de cáncer.

11.- Hematíe adulto. Sólo tiene una carga eléctrica negativa (-). No conozco ningún caso.

12.- Hematíe joven. Muy raramente tiene las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-). Se denomina, cáncer de D’Guglielmo. Se produce muy raramente

13.- Muy raro el cáncer en los organismos desnutridos  por no disponer de medios para alimentarse. Su energía eléctrica es muy débil.

14.- Muy raro el cáncer en todas las partes orgánicas que sólo están inervadas por el simpático y nervios que emergen de plexos nerviosos.  Sus nervios son amielínicos y adrenérgicos.

15.- Hallazgo de todos los circuitos eléctricos biológicos de nuestro organismo. Explicación en el texto. Sólo he descrito el circuito eléctrico del nervio vago. (Ver Pág.12).

16.- Los aviadores y las azafatas es muy raro que padezcan de cáncer; ello es debido a que la tierra tiene en su atmósfera un campo rico de electromagnetismo que atrae al electromagnetismo propio de nuestro organismo. Por encima de la atmósfera está el cosmos, donde es peligroso viajar porque el cosmos es rico en partículas radiactivas de origen extraterrestre.

Las casústicas internacionales nos dicen, que, “son raros los cánceres en los aviadores y azafatas”.

17.- Los vegetarianos no ingieren grasas ni exceso de proteínas; toman principalmente las proteínas de las verduras y legumbres; sus electrones no exceden de los límites normales. Por lo que es raro que los canales iónicos sufran excesos excitables; su voltaje se mantiene entorno a los 65 milivoltios, salvo raras patologías. Su epidemiología, también lo demuestra.

 

Pruebas de Laboratorio

1.- Se han efectuado diversas pruebas sobre tejidos con y sin sistema nervioso y actividad eléctrica. A ambos tejidos se le añadieron células malignas. Sólo apareció el cáncer en el tejido con el sistema nervioso activado por electricidad.

2.- Mitocondria filamentosa templada, aislada con baja tensión, en la que se demuestra la escasez de mitocondrias en los organismos desnutridos y la pobreza de cáncer en dichos cuerpos. (Profesor, Mario Gosálvez Gosálvez).

3.- Prueba con 30 ratas; 15 de ellas con muy reducida alimentación y en las otras quince, bien nutridas. A todas ellas se les inyectó dimetilbenzoantraceno los mismos días y las mismas dosis. El cáncer se formó a las ratas bien nutridas, a partir de los 7 meses, y, a las ratas desnutridas apareció el cáncer cinco meses más tarde. Fui testigo de esta prueba.

4.- Se han observado en el laboratorio, que, las muy escasas células malignas que atraviesan la capa intraendotelial de los vasos sanguíneos, no producen cáncer en tejidos permisivos. Así se confirma, que, al agotarse la electricidad propia de la célula extravasada, (que hace la función de pila eléctrica) esta muere al desprenderse de su correspondiente tejido, que ejerce la función de batería eléctrica.

 

Prueba de origen interno.

 

5.-  Considero oportuno poner el cáncer de estómago y de hígado, como ejemplos, por estar inervados ambas partes orgánicas por el mismo nervio; el neumogástrico (vago); el cáncer se puede iniciar en sus propias células o por la propia intensidad eléctrica que reciben del nervio vago  (neumogástrico). En las células de dichos órganos, se pueden producir una constante hiperexcitación causada por excesos tóxicos de diversa índole, como por ejemplo, el tabaco, el alcohol y múltiples productos de acción tóxico-excitante procedentes del exterior.

El nervio vago, puede iniciar una peligrosa hiperexcitación en sus propios terminales  que conectan con las células del tejido que inerva, o bien, puede iniciarse el exceso de intensidad eléctrica desde el bulbo raquídeo, que es donde dicho nervio tiene su origen.

 

 

Prueba de origen externo.

A continuación, dos ejemplos de cáncer de origen exógeno (externo).

 

Tabaco

 

Se han aislado más de 4.000 componentes del humo del tabaco7, de los cuales, unos 2.500 proceden del propio tabaco7, y el resto está constituido por aditivos, pesticidas y otros componentes orgánicos y metabólicos7.

Es sumamente curioso observar, que sus efectos cancerígenos afectan a los aparatos respiratorio, digestivo, cardiovascular, próstata, riñón etc., y no se menciona a la tráquea, faringe, ventrículos cardíacos, bazo, diafragma ni al intestino delgado.

Los principales marcadores biológicos de absorción del humo incluyen la nicotina y su metabolito, la cotinina en sangre, orina y saliva7,  y la semiquinona, un radical libre muy cancerígeno8.

Todos los efectos tóxicos-excitantes del tabaco se producen en todas las partes orgánicas inervadas por el sistema nervioso parasimpático encefálico (craneal), alcanzando a parte de órganos correspondientes al parasimpático pelviano (sacro). Sin embargo, no se describe por el Comité de Expertos de la OMS en la lucha Antitábica7 ninguna parte orgánica inervada por el sistema nervioso simpático.

Considero que, demostrando la existencia de una indiscutible relación neuroanatómica y neurofisiologíca con una creíble epidemiología mundial, habremos dado con el denominador común sobre la verdadera etiopatogenia de todo tipo de cáncer.

Por otra parte, “con la técnica de patch clamp se demuestra el voltaje de los canales iónicos10, incluso el de un solo canal10. Este concepto electroiónico potencializa la relación neuroanatómica y neurofisiológica. (Ver “Nervio Vago. Formación neoplásica”. Folio 10.

La epidemiología por abuso de tabaco que ha publicado la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.)7 es la siguiente: cáncer de pulmón, laringe, cavidad bucal, esófago, estómago y duodeno, vejiga orinaria, riñón, próstata, colon y recto.

En esta epidemiología no se menciona tampoco a la tráquea ni al faringe; lo considero lógico y normal, porque responden plenamente a una nomenclatura que nuestro propio organismo nos aporta, y que aquí se ha expuesto de forma clara y sencilla.

 

Cáncer por traumatismo

 

Un traumatismo puede producir un proceso tumoral maligno en determinadas circunstancias de predisposición celular, como por ejemplo, en la pierna. Un fuerte golpe puede producir por sí solo una constante y gran excitabilidad celular, aunque sea en una sola célula (monoclonal).

En todas las células del cuerpo humano existen 22 pares de cromosomas; por ejemplo, el cromosoma 13 contiene 924 genes9, y el cromosoma 17 tiene 1672 genes9. El traumatismo puede ocasionar el siguiente proceso; excitación constante, formación (desarrollo) y proyección; esta puede efectuarse por cuatro vías, la vía conectiva, la sanguínea, linfática y la vía nerviosa, siendo la vía conectiva la más lenta en su proyección, hasta el extremo de que puede durar hasta años, mientras que por vía nerviosa, que es la más rápida de todas las vías de expansión, suele realizarse en solo unos días o meses.

Como vemos, el gen  de dichos órganos queda afectado debido el circuito eléctrico biológico correspondiente al sistema nervioso parasimpático pelviano (sacro).  Por lo tanto, no sería descabellado decir, que, “el gen no es nunca el causante de los tumores malignos, sino el sistema nervioso central, los nervios sensoriales, el sistema nervioso  parasimpático y la acetilcolina (ACh).

Pero antes de finalizar este estudio, es necesario conocer su teoría; y la teoría que considero la más ajustada a la producción de todos los procesos oncológicos, la denomino, Teoría Electrobioquímica.

 

 

Organismos Desnutridos

 

Todas las epidemiologías publicadas hasta la actualidad, nos dicen que es muy raro el cáncer en los países desnutridos por carencia de alimentaria. Su explicación es la siguiente: dichos organismos al carecer de grasa y proteínas, las mitocondrias van desapareciendo por falta de electricidad en su membrana; su electricidad es originada por el metabolismo que se produce entre la grasa y las proteínas, que el organismo desnutrido, lógicamente, carece de ellas.

En estas circunstancias, es prácticamente imposible que las mitocondrias ejerzan su habitual función, que es la de favorecer todas las funciones metabólicas que se producen en el cuerpo celular.

Lo mismo ocurre en la membrana del soma celular; la causa es la misma que la correspondiente a la membrana mitocondrial; sus proteínas y grasa son muy escasas y su actividad motora disminuye. Desaparecen las proteínas mitocondriales, las citosólicas y las proteínas nucleares. Todas estas proteínas son motoras.

La existencia de electricidad en la membrana mitocondrial fue descubierta por Paul Boyer, que fue propuesto para el Premio Nóbel de Física.

Por lo anteriormente expuesto, se demuestra el porqué no puede producirse la patológica excitación en el cuerpo celular, que es donde se inicia todo tipo de proceso tumoral.

 

TEORÍA ESTROBIOQUÍMICA

Sin duda alguna, nuestro organismo está regido y gobernado por una impresionante maquinaria eléctrica, de la que depende también el propio genoma humano, es decir, los genes y cromosomas.

Anteriormente, he procurado demostrar el porqué determinados genes, nunca, salvo muy raras excepcionales patologías podrán padecer de cáncer, como así sucede con los genes de las células del bazo, diafragma y ventrículos del corazón, etc. Los oncogenes son producidos por radiaciones ionizantes causadas cuando nuestra intensidad eléctrica alcanza los 15 eV (electronvoltios)7 aproximadamente. Estas radiaciones ionizantes producen la radiolisis, o sea, la ruptura de la estructura celular, repercutiendo irremisiblemente sobre los cromosomas y sus correspondientes genes. Así se producen los oncogenes.

La herencia del cáncer, por consiguiente, es debido a una hipertensión eléctrica del circuito eléctrico al que está sometido la parte orgánica correspondiente a dicho circuito. Si se consigue controlar dicha hipertensión no se producirá ningún oncogén.

Y para conseguir una remisión de la tensión eléctrica, no hay nada mejor que reducir las cargas eléctricas negativas3,10 (electrones), que, en nuestro organismo corresponden, esencialmente, a los aminoácidos, proteínas y la grasa, que es lo que yo mismo hice en mi propio caso clínico, que anteriormente se ha expuesto.

Con este tratamiento, coincidente con una hipotensión eléctrica producida en la membrana celular al faltar cargas eléctricas negativas, y por consiguiente el voltaje de los canales iónicos, mi propia neoplasia rectal se curó en menos de 25 días. A ello debo añadir, que me estuve alimentando a base de legumbres, fruta y verdura, y ¡nada de alimentos salados!; el agua que tomaba era hiposódica y consumía dos litros diarios como mínimo.

En resumen; con dicho tratamiento conseguí rebajar los potenciales de acción (eléctricos), y por tanto, se logró una hipotensión eléctrica; con esta hipotensión, la quimioterapia y la radioterapia, las células se regeneran y vuelven a adquirir sus habituales funciones fisiológicas y químicas, y su normalización estructural. Por lo tanto, si no se baja la tensión eléctrica, lo normal es, que fracasen la quimioterapia y la radioterapia.

Dicho esto, considero necesario dar a conocer la función específica que asume la célula nerviosa y la muscular desde el punto de vista eletrobioquímico.

Actualmente, no hay duda, de que, nuestro organismo está dotado de una impresionante maquinaria eléctrica. Para comprender mejor los conceptos esenciales que concurren en nuestra electricidad, considero imprescindible iniciar el estudio desde el mismo lugar donde se inicia el proceso electroquímico causante del cáncer.

A continuación, expongo unas nociones eléctricas elementales.

 

 

Glosario de nuestro sistema electroquímico en oncología.

***

 

1.- Tejido; actúa como una batería eléctrica alimentada por las propias energías mecánicas y químicas de nuestro cuerpo, y muy especialmente por la nutrición alimentaria.

2.- Célula; es igual a una pila eléctrica10 que se nutre de la electricidad que le proporciona la batería (tejido).

3.- Membrana; en la membrana celular es donde se genera la corriente eléctrica10, porque es donde existen las dos cargas eléctricas; la positiva (+) y la negativa (-). Entre estas dos cargas la membrana actúa como aislante.

4.- Cargas eléctricas; la positiva la constituye esencialmente, el calcio, magnesio y potasio y la negativa, son las proteínas y la grasa, principalmente.

Cuando se produce un desequilibrio iónico, como por ejemplo, un exceso de sodio (Na+), puede producirse una constante y peligrosa excitación celular; esta excitabilidad se ve favorecida por la actividad de las proteínas propias de la membrana celular: estas proteínas son; las citosólicas, mitocondriales y las proteínas nucleares, y por las aminas, como son, la dopamina, acetilcolina (ACh) y el glutamato. Tanto las proteínas como las aminas, son excitantes10.

5.- Capacitancia (capacidad) de la membrana; cuanto mayor es el diámetro  de la membrana, mayor será el número de canales iónicos, y por tanto, ofrecerá menor resistencia al paso de la corriente eléctrica. Por contra, si el diámetro es más reducido, la membrana ofrecerá mayor resistencia al paso de la corriente al existir menor cantidad de canales iónicos. Estos, son los puntos excitables de la membrana.

6.- Resistencia; la constituye los propios canales iónicos10, que actúan como conductores conectados a una pila (célula).

7.- Conductores; son, el axón, las dentritas y el líquido intersticial (vía conectiva), vías sanguínea y linfática.

8.- Capa aislante;  es la capa mielinica, que se compone, principalmente de grasa, aminoácidos, proteínas y una pequeña cantidad de tejido conjuntivo; la envoltura de la mielina también es rica en cargas eléctricas positivas y negativas. La membrana celular actúa como aislante.

9.- Generadores eléctricos; a) las energías mecánica y química de nuestro cuerpo, que se transforman en energía eléctrica3. Por lo tanto, hay que pensar que ello contribuye a que el cáncer pueda aparecer a cualquier edad, incluso en el feto.

b) Los plexos coroideos, al ser excitados por la propia inervación del tronco encefálico, pueden producir excesivo líquido cefalorraquídeo (l.c.r.).

10.- Turbina5; la médula espinal, es como una turbina5 que, al recibir excesiva cantidad de l.c.r. de los plexos caroideos, se produce una mayor tensión, provocando frecuentemente una mayor intensidad (tensión) en los conductores nerviosos del parasimpático craneal y del sistema parasimpático sacro. Todos estos nervios son colinérgicos y mielínicos.

1110.- Canales iónicos; estos, son proteínas que atraviesan la membrana totalmente10, y constituyen los puntos de excitación de la membrana10.

1210.- Canal axial intracelular (como axónico), es donde se produce el arranque (impulso eléctrico) de la corriente eléctrica10.

Nuestra corriente eléctrica se expresa de la forma siguiente; corriente eléctrica, es igual a la corriente iónica10. La tensión eléctrica, se expresa en electronvoltios (eV). La resistencia, la ofrecen los canales iónicos10.

 

CUADRO SINÓPTICO ONCOLÓGICO.

 

Órganos en los que el Cáncer no se produce o aparece muy raramente. ¿Por qué?. Veamos  su Inervación.

 

Corazón

Aurículas

Finos nervios que tienen su origen en el plexo subaórtico y terminan en la parte posterior de la aurícula derecha.

Ventrículos

Son inervados exteriormente por finos nervios amielínicos procedentes de los plexos de la arteria pericardiofrénica; su débil electricidad va de dentro hacia fuera.

Diafragma

Recibe exteriormente la electricidad procedente de los plexos de la arteria pericardiofrénica. Igual que los ventrículos.

Bazo

Inervación del simpático y de los finos nervios amielínicos que tienen su origen en los plexos de la arteria esplénica.

Tráquea

Inervación de las ramas del plexo pulmonar, del simpático y de ramas de los nervios recurrentes que sólo se insinúan por la superficie del músculo traqueal, sin insertarse.

FARINGE

Los nervios, provienen del plexo faríngeo y ramas del nervio recurrente; recibe también inervación del simpático; todos son amielínicos. No recibe directamente inervación del parasimpático (Vago).

Duodeno

Yeyuno e íleon

Inervación del simpático y de los finos nervios que emergen de la arteria mesentérica superior. Sus células (las células de Cajal) solo viven 6 días. Se renuevan frecuentemente.

Trombocito (Plaqueta)

Carece de núcleo y de ADN. Sólo tiene cationes (carga eléctrica positiva (+)).

Hematíe

Hematíe adulto

Es electronegativo y carece de núcleo. No hay cáncer.

Hematíe Joven

Puede tener un núcleo y varios nucleolos y coincidir con las dos cargas eléctricas, la positiva (+) y la negativa (-).

 

Las células de estas partes de nuestro organismo, son normalmente inexcitables. Sin excitabilidad celular, nunca podrá iniciarse ningún proceso tumoral maligno, salvo rara patología.


SARCOMA DEL CORZÓN. CÓMO SE PRODUCE

Aquí, trato de demostrar una vez más, que, “todos los tipos de cáncer son producidos por una misma causa” aunque los elementos desencadenantes son muy distintos, tanto en su origen externo (exógeno) como interno (endógeno).

En este caso concreto, hago referencia al sarcoma del corazón, que puede ser primitivo (primario) y de origen metastático. Cuando es de origen primitivo, intervienen los plexos de la aorta dependientes del nervio vago. Las ramificaciones del neumogástrico (vago) no alcanzan los ventrículos, y además, la gran mayoría de sus células son contráctiles, y las células nerviosas son muy escasas y con un carga eléctrica débil. Esta es la causa por la que los ventrículos cardiacos no pueden padecer de cáncer, salvo rarísima patología. En estas condiciones neuroanatómicas y neurofisiológicas no es posible, que sus propias células alcancen un elevado voltaje, del que más adelante se describe con mayo amplitud.

Cuando el cáncer es por metástasis, lo normal es, que se produzcan por vía sanguínea, y también afecta sólo a las aurículas y nunca a los ventrículos, como aquí se explica con una sencilla exposición claramente convincente. ( Fig.3).

 Cómo se produce.

El cáncer cardiaco puede ser de origen primitivo y por metástasis. Todas las epidemiologías que actualmente se conocen, nos dicen que su producción es muy rara en ambos casos. Lo normal es, que se produzca por vía metastásica, que expongo a continuación:

 

-          Metástasis del corazón.

El sarcoma del corazón, normalmente, se produce por vía sanguínea cuyo punto origen puede estar en cualquier parte del organismo. A continuación voy a describir los circuitos cardiovasculares reflejados en un diagrama (Fig.3) para facilitar su comprensión:

 

Circuitos cardiovasculares.

Cuando se produce un cáncer en cualquier parte orgánica del tejido sólido, si no se erradica totalmente a tiempo tiende a expandirse a otros órganos muy distantes al del tumor primario. Este proceso metastásico, cuando afecta al corazón, se efectúa de la forma siguiente; en el tronco venoso (ácigos) (Fig. 3) que es donde se fusionan las dos venas cavas, la inferior y la superior, y donde se produce el paso de las células malignas a la vena cava (Fig. 3) que termina en la parte superior de la aurícula derecha. El paso de la célula maligna del tejido a la vía sanguínea se denomina endiapédesis, y  el paso del vaso sanguíneo al tejido se llama diapédesis, que es el que se produce con la vena cava (Fig. 3) que termina en la A.D.

Al pasar las células malignas por dicha aurícula es probable que dichas células encuentren en ellas un campo propicio para su fortalecimiento y propagación a través de las fibras de la aurícula derecha donde las ondas eléctricas (Fig. 4) se extiende por las dos aurículas en distintas direcciones; las dos aurículas quedan afectadas por vía conectiva.

Su propagación a los ventrículos no puede efectuarse. No da tiempo a que atraviesen totalmente los haces internodales,  porque el enfermo ha muerto. (Fig. 5)

 

-          Sarcoma primitivo cardiaco. Vía Nerviosa.

El cáncer primario del corazón, sólo podría producirse por vía nerviosa, que es la siguiente: la electricidad que fluye por finos nervios procedentes del plexo subaórtico son portadores de potenciales eléctricos débiles, que terminan en la parte posterior de la aurícula derecha, que es donde se produce el disparo eléctrico produciéndose las ondas eléctricas que se extienden en distintas direcciones por ambas aurículas. Dichas hondas son siempre de un potencial eléctrico débil, lo que le impide producir radiaciones ionizantes, que son las causantes principales de la radiolisis. Este proceso me hace pensar que es prácticamente imposible, salvo rarísima patología, que se proyecte hacia los ventrículos.

Las ondas eléctricas se extienden hasta el nodo auriculoventriculares (AV) a través de los siguientes fascículos; haz internodal anterior (haz de Bachmann) (Fig. 5); haz medio (de Wenkebach); haz internodal posterior (de Thorel).

El nervio vago, envía abundantes fibras al nodo S.A. a través del cayado de la aorta, pero ninguna de sus fibras termina en el ventrículo. La mayoría de las células de los ventrículos son de acción contráctil; y una gran minoría de células nerviosas que envían su débil electricidad hacia el exterior. En estas condiciones neuroanatómicas y neurofisiológicas, es  prácticamente imposible la formación del cáncer. Como así sucede.

 Conclusión

Con este trabajo de investigación de clínica he procurado una vez más demostrar, que, “todos los tipos de cáncer, se inician por un peligroso aumento del voltaje celular provocado por una constante excitación producida por múltiples agentes, tanto externos como internos. El gen no es el origen de ningún proceso tumoral; dicha unidad biológica se hereda, pero nunca el oncogén, que es un efecto, una consecuencia de una patología producida en el circuito eléctrico biológico correspondiente. Sólo se hereda la predisposición de los distintos circuitos eléctricos.

Una prueba más de la que acabo de exponer, es la siguiente; “Los hermanos gemelos tienen el mismo gen; a unos le aparece el cáncer y a otros no; sólo el 20% de los gemelos idénticos sufren el cáncer de mama”11. Estos gemelos han heredado también su patología electroiónica como suele ocurrir en cualquier otra parte de nuestro organismo.

Y finalmente, todas las epidemiologías oncológicas respaldan la teoría electrobioquímica, incluso la presentada por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.)7. En dicha epidemiología mundial, no se menciona a la traquea, faringe, ventrículos cardiacos, bazo y el yeyuno e íleon. Aquí, se han expuesto sus verdaderas causas.

Pero esta investigación de clínica necesita imperiosamente la imprescindible colaboración y apoyo de un centro de investigación de laboratorio acreditado.

 

 

CONCLUSIÓN FINAL

Para reafirmar más aún la teoría electobioquímica, cuya patología es la responsable principal de la etiopatogenia de todo tipo de cáncer voy a exponer el siguiente y muy simple concepto.

En todos los tipos de cáncer, incluso el oncogén está siempre presente el sistema nervioso central, los sistemas parasimpático, sacro y craneal o los nervios sensoriales; todos ellos, son mielínicos y colinérgicos y por lo tanto, poseedores de las dos cargas eléctricas; la negativa (-) y la positiva (+) asociadas a una intensidad eléctrica superior a los 15 electrovoltios (eV). En estas condiciones, el cáncer puede producirse también en los genes; estos, son un componente más del cuerpo que están expuestos a padecer de cáncer.

En cambio, todas las partes orgánicas inervadas sólo por el simpático, posganglionar que es amielínico y vasopresor, no pueden padecer de cáncer,  salvo rara patología. Los nervios del simpático, al no tener cargas eléctricas negativas suficientes, por escasez de mielina no pueden ser portadores de grandes intensidades eléctricas, por lo que la patología electrobioquímica referida no puede producirse, como así se demuestra en los órganos inervados sólo por los nervios simpáticos, posganglionares y en sus respectivos genes.

En cuanto a los procesos tumorales en las vías sanguínea y linfática, es lógico que pueda producirse cáncer; basta con estar poseídos los leucocitos y linfocitos respectivamente de cargas eléctricas negativas y positivas  y ser excitados excesivamente. Si no existe carga eléctrica negativa (-) no es posible la formación de cáncer, salvo muy rara patología, como así sucede con los hematíes. (Ver tabla 1).

En definitiva; el cáncer nunca puede tener un origen genético. Este tipo de cáncer, el oncogén, se produce como todos los tumores. No puede ser una excepción entre los numerosos tipos de cáncer. Aquí, ha quedado suficientemente demostrado.

 

FINAL CONCLUSION

For further reaffirm the electobioquímica theory, the pathology is the main responsible for the pathogenesis of all cancers will expose the following very simple concept.

In all cancers, the central parasympathetic systems, cranial sacral and nervous system or sensory nerves is always present; all are myelinated and cholinergic and therefore, holders of the two electric charges; negative (-) and positive (+) associated with a greater than 15 electron volts (eV) electric current. Under these conditions, cancer can also occur in the genes; is a component of the body is exposed to developing cancer.

Instead, all the organic parts innervated only by the sympathetic, which is unmyelinated and vasopressor can not get cancer, except rare pathology. The nerves of the sympathetic, not having sufficient negative electric charges, for lack of myelin can not harbor large electric currents, so the electrobioquímica pathology referred can not occur, as well demonstrated in the innervated organs only by the sympathetic nerves and in their genes.

Concerning tumoral processes in blood and lymphatic pathways, it is logical that cancer can occur; enough to be possessed leukocytes and lymphocytes respectively negative and positive electrical charges and be excited pathologically. If there is no negative electrical charge (-) is not possible formation of cancer, except in very rare disease, as the case with hematíes. (See Table 1).

Definitely; Cancer can never have a genetic origin. This cancer, oncogene, occurs as all tumors, ie, by a previous pathology electroiónica. I could not be an exception among the numerous types of cancer. Here, it has been sufficiently demonstrated.

 

NUEVO Y ORIGINAL TRATAMIENTO

Junto a los conocidos tratamientos que actualmente se vienen prescribiendo a nivel mundial, sugiero se tenga en consideración los siguientes puntos:

 1.- La quimioterapia y la radioterapia aplicarlas simultáneamente durante veinticinco (25) días. Las células malignas, en muchos casos, no es necesario quemarlas totalmente por exceso de altas dosis radioterapéuticas. Con débiles dosis de intensidad recuperan mejor su habitual estructura y sus normales funciones bioquímicas y fisiológicas.

2.- Disminuir la ingestión de grasa, aminoácidos y proteínas, o sea, de electrones. La física nos dice que, para disminuir la intensidad eléctrica basta con reducir la aportación de electrones3. Así, la quimioterapia y la radioterapia actuarían con mayor eficacia, sin duda alguna.

3.- Aumentar la aportación  de cationes, especialmente de calcio, potasio y cloruro de magnesio durante esos 25 días.

4.- Colocar durante 25 días un electroimán en la misma zona tumoral o en el punto de origen del circuito eléctrico biológico correspondiente a la parte orgánica afectada; por ejemplo, en un cáncer de esófago, estómago, hígado y páncreas colocar dicho aparato a nivel del bulbo raquídeo intramedular, que es el punto de origen del nervio vago,  es el que inerva todos los órganos mencionados anteriormente; o en la zona del órgano afectado.

5.- Prescripción de agentes parasimpáticoliticos y anticolinérgicos para intentar bloquear los impulsos eléctricos de los nervios parasimpaticoliticos12 y la acción excitante de la acetilcolina (Ach)12. Los antioxidantes son productos parasimpaticoliticos12 y anticolinérgicos12. En los casos avanzados hacer uso de pequeñas dosis de bromuro sódico bajo riguroso control médico; es, el menos tóxico y el más eficaz de todos los bromuros.

6.- Prescribir tratamiento antimielínico, o sea productos que eliminen las cargas eléctricas negativas (-), especialmente los aminoácidos, proteínas y la grasa que son los constituyentes de la capa mielínica que envuelve  la célula. El té verde es muy recomendable, así como otros productos antioxidantes, que son numerosos.

 

Con este tratamiento, susceptible de ser mejorado, se consigue regularizar nuestra tensión eléctrica, que es la que produce las radiaciones eléctricas ionizantes causantes de todo tipo de cáncer, e incluso el encogen. Así, se evitarían muchos fallecimientos. Es inofensivo y muy económico.

 

FIGURAS

- El origen verdadero de todos los tipos de Cáncer.

- Circuito eléctrico biológico del nervio vago.

- Circuito de conductores de agua.

- Metástasis cardiaca.

- Ondas eléctricas de la aurícula.

- Auricula derecha.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1. LATARJET-RUIZ LIARD (1999): Anatomía Humana, t.1°, Editorial Médica Panamericana, 3ª ed., pps.  124, 154, 199, 276, 277 ,295, 319, 320, 375, 390, 396, 410, 434, 435, 436, 1412, 1451, 1452, 1555´.

2. A.J. PUERTA FONOLLA;  Neuroanatomía; tomo I, pps 5, 7, 8.

3. ENCICLOPEDIA TEMÁTICA LAROUSSE (1999); pp.1968, 1953, 1874, 1922, 1923, 1943..

4. GARCÍA FÉRRIZ, P: www.canceryalzheimer.com.; El verdadero origen de todos los cánceres.

5.  MORROS SARDÁ, José (1967):  Elementos de Fisiología;  tomo I, Edit. Científico-Médica; 8º edi., pps. 724, 735, 21, 22, 335, 594,608,636,637,638,639,641.

6 .LINDA S. COSTANZO (1999): Fisiología, Edit.McGraw.Hill Interamericana, México; pps.46, 49.

7. GONZÁLES BARÓN, M y CASADO SAENZ, .E y colaboradores (1999): Cáncer y Medio Ambiente, Edit.Noesis, S.L. Madrid pps. 164, 165, 166, 167.

8. SORDI PALLARÉS, Demetrio (1995): Magnetoterapia y Cáncer. 2º ed.México; pps. 111, 141, 175, 184, 186, 188, 189, 198, 199.

 9. DIARIO LA RAZÓN. 25 de marzo 2015; pps. 51.

 10. ERIC KANDEL, E.JESSELL TH.M. y SCHWORDTZ, J. (1999); Neurociencia y Conducta. 2º ed. Pág. 25, 33, 35, 47, 51, 67, 68, 71, 72, 129, 133, 146, 162, 169, 175, 187, 188, 203, 239, 241, 243; edt. J.Stummpf; Imp.Grafilles, Madrid.

11. FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, ODILE (2014); Mis Recetas Anticancer. 15 ed. Pág. 76,166,167,168,169,170,171,172,173; edt. Urano, SAU, Madrid.